Preocupa alza de casos de hepatitis A en la Gran Manzana

La enfermedad viral está afectando predominantemente a hombres latinos y afroamericanos, entre 19 y 61 años, en Queens, El Bronx y Brooklyn

Edward Escobar, desconoce sobre algún plan de vacunación contra la hepatitis A.
Edward Escobar, desconoce sobre algún plan de vacunación contra la hepatitis A.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

El joven ecuatoriano Edward Escobar, residente de Jackson Heights, en Queens, ha escuchado hablar sobre la hepatitis A, pero asegura que no tiene idea sobre cómo se contagia esta enfermedad. “Sé que mis padres me han dicho que si se te ponen los ojos amarillos, podrías estar enfermo de hepatitis, pero no tengo idea cómo me puedo contagiar y cómo la puedo evitar. He escuchado de otras enfermedades, pero en este caso, ni idea”.

Ese mismo desconocimiento se repite con el estudiante Jhonny Céspedes, un mexicano de 20 años, quien dijo que  le “suena” esta enfermedad, pero ignora por completo cómo puede evitar contagiarse. “No sé, si es una enfermedad que se transmite por vía sexual o es algo que está presente en el ambiente. Me tocará investigar”.

Y es precisamente esa desinformación entre muchos jóvenes lo que está llevando al Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad (DOHMH) a reforzar su campaña para alertar sobre el repunte de esta enfermedad en la Gran Manzana.

Y es que la realidad es preocupante: los casos de hepatitis A han aumentado en la ciudad de Nueva York, principalmente en los condados de Queens, Brooklyn y El Bronx. Hasta ahora la tendencia era que se detectaban entre 2 ó 3 casos anualmente. En lo que va de 2019, hay reportadas 20 personas contagiadas.

De acuerdo con un reciente reporte oficial de las autoridades de Salud, la enfermedad viral está afectando predominantemente a hombres latinos y afroamericanos, entre 19 y 61 años, que tienen relaciones sexuales con otros hombres (HSH).

Del grupo infectado, 12 pacientes (63%) han sido hospitalizados y ninguno ha fallecido.

El virus de hepatitis A se transmite principalmente por vía fecal-oral, es decir, cuando una persona no infectada ingiere alimentos o agua contaminada por las heces de una persona infectada, pero los HSH tienen un mayor riesgo de ser contagiados, porque generalmente tienen prácticas sexuales que involucran el contacto oral-anal.

Y para frenar el aumento de casos, el DOHMH planea aumentar de manera considerable la tasa de vacunación contra hepatitis A, notificando a los proveedores de atención médica que tratan a los HSH, sobre la necesidad de incluir un esquema de inmunización efectivo contra este virus que es causante de infecciones en el hígado.

Desde principios de abril se publicó en las diferentes redes sociales, en  aplicaciones de citas gay y sitios web LGBT en inglés y español, una campaña educativa y persuasiva que exhorta a la vacunación masiva.

El Departamento de Salud de Nueva York ha realizado una intensa campaña en redes sociales para motivar la vacunación en los grupos LGBT.

Cuestión de prevención

Muchas organizaciones han alertado que la utilización del PrEP, que en inglés significa ‘Pre-Exposure Prophylaxis’, o profilaxis previa a la exposición, una píldora que ha demostrado científicamente que previene de forma efectiva la transmisión del VIH, podría estar causando que muchos obvien la utilización de condones en sus prácticas sexuales, lo cual está conllevando al brote de otras enfermedades.

Jesús Casado, coordinador en The Center -una organización que ofrece soporte en temas de salud para la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros), señaló que el norte de varias campañas educativas y de divulgación de organizaciones en la Gran Manzana, apuntan a la necesidad de reforzar en la comunidad que el uso del PrEP, no exime a las personas de ser infectadas con otras enfermedades de transmisión sexual.

“Ha surgido una data que vincula el uso del PrEP con un incremento en diagnósticos de otras enfermedades. Eso nos obliga a buscar vías para ampliar los planes de prevención”, expuso Casado.

José Zambrano un venezolano de 32 años que reside en Queens, desconoce sobre el incremento en los casos de hepatitis A, pero advierte que “como gay he estado en control para evitar contagiarme de VIH. Confieso que me he relajado con el uso del condón, he sentido que no me he tenido que proteger mucho, porque tengo una barrera que es la pastilla, pero el año pasado resulté positivo en otras enfermedades venéreas”.

¿Dónde vacunarse?

Las clínicas de salud sexual del DOHMH ofrecen vacunas gratuitas contra la hepatitis A. No se requiere cita previa y se atienden a los pacientes por orden de llegada. Toda persona mayor de 12 años puede acudir a una clínica, independientemente de su estatus migratorio. No es necesario el consentimiento de los padres.

  • Bronx

Morrisania

1309 Fulton Avenue, segundo piso

Servicio de lunes a viernes

Horario: 8:30 a. m. –  3:30 p. m.

(Cierra el segundo viernes de cada mes)

Tome el autobús Bx15, Bx21 o Bx35.

  • Brooklyn

Crown Heights

1218 Prospect Place, segundo piso

De lunes a viernes:

Horario: 8:30 a. m.- 3:30 p. m.

(Cerrada el último miércoles de cada mes)

Tome el tren 3 o 4 a Utica Avenue, o el autobús B65.

Fort Greene

295 Avenida Flatbush, segundo piso

De lunes a viernes:

Horario: 8:30 a.m 3:30 p. m.

(Cierra el segundo miércoles de cada mes).

Tome el tren 2, 3, 4 o 5 a Nevis, o el tren B, Q o R a Dekalb Avenue.

  • Queens

Jamaica

90-37 Parsons Boulevard, primer piso

De lunes a viernes.

Horario: 8:30 a. m.- 3:30 p. m.

(Cierra el último jueves de cada mes)

Tome el tren E, Z o J a Jamaica Center, o el tren F a Parsons Boulevard.

Corona

34-33 Junction Boulevard, Jackson Heights

De lunes a viernes:

Horario: 8:30 a. m.- 3:30 p. m.

Tome el tren 7 a Junction Boulevard o el autobús Q72.

(Cierra el segundo jueves de cada mes)

  • Manhattan

Chelsea
303 en la Novena Avenida

Tome el tren 1, C o E a 23rd Street, el tren 1, 2, 3, A, C o E a 34th Street, o el tren 7 a Hudson Yards.
(Cierra el primer miércoles de cada mes)

De lunes a viernes:

Hoario: 8:30 a. m. – 3:30 p. m.
Sábados: 8:30 a. m. -12:30 p. m.

Central Harlem
2238 de la Quinta Avenida, primer piso

De lunes a viernes.Horario: 8:30 a. m.- 3:30 p. m.
(Cierra el tercer martes de cada mes)
Tome el tren 2 o 3 a la calle 135.

Riverside
160 West 100th Street
De lunes a viernes:

Horario: 8:30 a. m.- 3:30 p. m.

(Cierra el segundo martes de cada mes)

Tome el tren 1, 2, 3, B o C a la calle 96.

A propósito de celebrarse el World Pride 2019

El DOHMH ofrecerá horarios de servicio extendidos en la Clínica de Salud  Sexual de Chelsea, en el 303 de la Novena avenida. Allí puede hacerse una prueba de detección de enfermedades de transmisión sexual. Las horas extendidas serán de 8:30 a.m. a 8 p.m., el 27 y 28 de junio, y el 1 y 2 de julio. Y 9 a.m. a 8 p.m. el 29 de junio. Para obtener más información, visite nyc.gov/health/clinics.

¿Quiénes pueden contagiarse de Hepatitis A?

  • Según la Organización Panamericana de la Salud cualquiera puede contraerla, pero determinadas personas conforman grupos de mayor riesgo, por ejemplo quienes viajan a países donde este virus es común (América Central y América del Sur, Africa, el Medio Oriente, Asia y la costa oeste del Pacífico).
  • Los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres.
  • Los drogadictos que usan drogas inyectables y no inyectables.
  • Los compañeros sexuales de las personas infectadas.
  • Los contactos domésticos de las personas infectadas.
  • ¿Cómo se contagia?

    En general, se transmite de persona a persona al ponerse en la boca un objeto contaminado con las heces de la persona infectada con el virus de la hepatitis A. Esta forma de transmisión se denomina vía “feco-oral”. Es por esta razón que el virus se transmite con más facilidad en las regiones donde las condiciones sanitarias son pobres o donde no se siguen pautas apropiadas de higiene personal.