Destacan labor de Olga Jiménez de Wagenheim

La historiadora originaria de Camuy recibió un reconocimiento de Amigos del NJ Hispanic Research & Information Center (NJHRIC) de la Biblioteca Pública de Newark

Destacan labor  de Olga Jiménez de Wagenheim
Olga Jiménez de Wagenheim, en una foto de archivo, cortesía de la Biblioteca Pública de Newark, Nueva Jersey.
Foto: Suministrada

Una de las intelectuales y académicas puertorriqueñas más destacadas de nuestra área ha recibido un reconocimiento por su labor apoyando la investigación y preservación de fondos documentales de los latinoamericanos en Estados Unidos.

Se trata de Olga Jiménez de Wagenheim, quien posee un doctorado en Historia de Latinoamérica y el Caribe de Rutgers University (1981), un máster de State University of New York at Buffalo (1971), y un B.A. en Historia y Educación de Inter American University, San Juan, Puerto Rico (1970).

El homenaje denominado Lifetime Achievement Award fue entregado el jueves 16 de mayo por la Junta Directiva de los Amigos del NJ Hispanic Research & Information Center (NJHRIC) de la Biblioteca Pública de Newark. La ceremonia se desarrolló durante la gala anual de la organización.

“La Dr. Wagenheim es un modelo a seguir por la comunidad latina en el estado de Nueva Jersey y los Estados Unidos. Ella fundó en 2001 este grupo comunitario conocido inicialmente como Support Network of the Hispanic Research Information Center (HRIC), que ahora es Friends of the HRIC”, afirmó Ernesto Díaz, presidente de la agrupación.

“Olga y yo fundamos el NJHRIC aquí en la biblioteca a principios de los 2000. Olga aportó su vasta experiencia como historiadora y también – muy importante – ella fue la que estableció y dirigió por muchos años el grupo comunitario de apoyo que hoy se conoce como los ‘Friends of the HRIC’. Aunque la Sala Hispanoamericana y los servicios a la comunidad latina ya existían desde los 1980 aquí en la biblioteca, (yo establecí la Sala H), sin la dedicación y gran labor de apoyo de Olga, este proyecto no hubiera evolucionado a incluir un archivo histórico de la comunidad puertorriqueña y un centro de información sobre la comunidad Latina en NJ –el New Jersey Hispanic Research and Information Center”, declaró Ingrid Betancourt, directora adjunta para Colecciones Especiales

El NJHRIC, cuya misión del centro es rescatar, documentar y preservar el legado de la comunidad latina de Nueva Jersey, una misión que con frecuencia requiere, entre otras tareas, grabar las historias de varios miembros de las comunidades, es parte de la División de Special Collections en la NPL.
Además de sus años de trabajo en la Biblioteca Pública de Newark en la creación y desarrollo del NJHRIC, la Dra. De Wagenheim colabora con varios grupos comunitarios como asesora de proyectos históricos de rescate. También ha aparecido en varios programas de radio y televisión a lo largo de los años.

Díaz destacó la trayectoria de la académica, quien ejerció la docencia por 27 años en Rutgers University, Newark Campus; además  ha publicado muchos libros acerca de la historia de Puerto Rico. Su libro más reciente “Heroínas  Nacionalistas: Mujeres olvidadas de la historia de Puerto Rico 1930-1950”, publicado en 2016 ha sido bienvenido en la historiografía de las mujeres latinoamericanas”, añadió.

Otras de sus obras que forman parte de su legado a las presentes y futuras generaciones de investigadores y estudiantes son: Puerto Rico: An Interpretive History From Pre-Columbian Times to 1900 (Markus Wiener Pub., 1998); Puerto Rico’s Revolt for Independence: El Grito de Lares (Westview Press, 1984); El Grito de Lares: sus causas y sus hombres (Huracan, 1984), co-editado con Kal Wagenheim y The Puerto Ricans: A Documentary History (Praeger, 1973, Markus Wiener, 2013).

Kal Wagenheim ha sido su esposo por más de 56 años. Procrearon dos hijos, David Roberto y María Dolores.

Origen humilde

Jiménez de Wagenheim nació en Camuy, Puerto Rico. Es hija de Santos Jiménez Hernández y Victoria Méndez Ramos. “Fueron ellos los primeros que se ocuparon de enviarme a la escuela, a la que ellos nunca fueron. Sin sus esfuerzos, sacrificios y aliento yo no hubiese pasado de tercer grado porque en mi barrio a las niñas no les enviaba a la escuela más allá de aprender a firmar su nombre. Y luego, después que murió mi madre fue papá quien se ocupó de que yo siguiera estudiando, a pesar de que vecinos y algunos familiares le aconsejaron que me dejara en casa para cuidar de mis hermanos menores”, dijo durante un discurso de agradecimiento en Camuy, al recibir un premio comunitario de 2018.

Una vez terminó el 9no grado le permitió ir a vivir a Nueva York con su tía Camila Méndez, quien le había prometido que la enviaría a la escuela superior, lo cual hizo. “Gracias a esos esfuerzos y ayudas es que yo he podido llegar hoy a compartir este momento con ustedes. Hoy le agradezco a la vida haber nacido en este pueblo y este país en un momento histórico en que a la mujer se le permitió poder forjar su propio destino”, añadió en esa oportunidad.

Pocos meses después de retirarse y mudarse a Camuy, la historiadora y su esposo Kal vivieron el embate de los huracanes Irma y María. Aún en los peores momentos, ella ha escrito una serie de 15 reflexiones a manera de ensayos con elementos inquisitivos y reflexivos de lo que significa vivir en Puerto Rico en el presente y los desafíos para el futuro. La pareja decidió regresar a Nueva Jersey después de dos años de luchar, especialmente con los servicios de salud.

Respecto al reconocimiento, dijo estar sorprendida y agradecida. “Vienen algunos estudiantes que se han enterado y será bueno volver a verlos”, declaró.