Cierran otra escuela por el sarampión

A Jewish man crosses a street in a Jewish quarter in Williamsburg Brooklyn on April 9, 2019 in New York City. - New York Mayor Bill de Blasio declared a public health emergency across part of Brooklyn, ordering all residents receive the measles vaccine in a bid to contain an outbreak of the disease. In New York, an Orthodox Jewish community in Brooklyn has been hardest hit. They were infected by visitors from Israel, where an outbreak of measles began a year ago. (Photo by Johannes EISELE / AFP)        (Photo credit should read JOHANNES EISELE/AFP/Getty Images)
A Jewish man crosses a street in a Jewish quarter in Williamsburg Brooklyn on April 9, 2019 in New York City. - New York Mayor Bill de Blasio declared a public health emergency across part of Brooklyn, ordering all residents receive the measles vaccine in a bid to contain an outbreak of the disease. In New York, an Orthodox Jewish community in Brooklyn has been hardest hit. They were infected by visitors from Israel, where an outbreak of measles began a year ago. (Photo by Johannes EISELE / AFP) (Photo credit should read JOHANNES EISELE/AFP/Getty Images)
Foto: JOHANNES EISELE/AFP/Getty Images

Este martes  fue cerrada una décima escuela  por no cumplir con la orden dada por la comisionada de Salud, Dra. Oxiris Barbot, en respuesta al brote de sarampión, informó  el Departamento de Salud.

La Central UTA Boys, localizada en Williamsburg, fue cerrada por no haber excluido al personal y a los estudiantes que no habían presentado la documentación requerida sobre su inmunización.

La escuela también recibió infracciones por no tener una proporción adecuada de personal por estudiante y por no suministrar a los inspectores del Departamento de Salud los registros de vacunación y asistencia en el tiempo asignado.

El Departamento de Salud había cerrado previamente nueve escuelas por no cumplir con la Orden de la Comisionada. Después de presentar un plan de acción correctivo, toda ellas fueron autorizadas a reabrir bajo la supervisión del departamento.

“El personal de la escuela, los padres y los proveedores de atención médica deben continuar desempeñando su papel para poner fin a este brote”, dijo la Dra. Barbot. “Hemos visto disminuir nuestros conteos de casos semanales, pero la realidad es que este brote no ha terminado y el Departamento de Salud continuará utilizando todos los recursos y estrategias disponibles. Instamos a todos los que puedan vacunarse a que lo hagan”.