El famoso Chef Leonardo Velazco comparte la intimidad de sus comienzos

"Las personas más famosas son las más sencillas, y las que te aportan más sabiduría y aprendizaje"
El famoso Chef Leonardo Velazco comparte la intimidad de sus comienzos
Chef Leonardo Velazco
Foto: Cortesía Chef Leonardo Velazco

El chef Leonardo Velazco, quien actualmente trabaja en la cocina de uno de los restaurantes más importantes del mundo, Quinto la Huella, es conocido no solo por su platos, sino por su gran don de gente y por ser discreto a la hora de contar quiénes son los famosos que han probado sus exquisiteses, que son muchos.

En exclusiva hablamos con el chef uruguayo, quien gracias a una visita a su hermano, descubrió lo que sería su primer y gran amor: la cocina.

Pregunta: ¿Cómo nace tu amor a la cocina?
Chef Leonardo Velazco: El amor por la cocina nace cuando yo tenía 17 años, y fue en una visita a uno de mis hermanos, Josema, que trabajaba en un restaurant en Punta del Este, Uruguay, junto al chef Federico Gasparri . Definitivamente había encontrado lo que quería hacer el resto de mi vida. Recuerdo ollas grandes con caldos, olores propios de una cocina de verano de temporada , enfrente estaba el mar… Fueron sensaciones raras: olores del mar, pescados, carnes, conocer y ver un carpaccio de lomo con arugula, queso parmesano, alcaparras y vinagreta de limón…

No entendía ese mundo, pero me fui dando cuenta que me había llegado uno de mis amores (faltan dos más, mi señora Anabella y mi hijo Lucas). No me olvido de una tarta tatín de manzana y helado de crema, algo fantástico para aquella época. También delantales y chaquetas blancas de cocina colgadas en el fondo del restaurante secándose con ese fantástico sol del verano del 94′ .

P: ¿Cuándo decidiste ser chef?
L.V.: Después de esa experiencia, dedico mi vida a estudiar cocina y me gradúo como cocinero dos años después. En ese momento comienzo a realizar pasantías en diferentes restaurantes y hoteles en Uruguay, y también a trabajar en un lugar fantástico que es Chacra Lacrosse, un lugar lleno de magia donde primero fue un restaurante y luego un lugar de eventos empresariales y casamientos, el cual me marcó. Entendí que ya era hora de seguir aprendiendo, pero afuera de Uruguay..

P: ¿Cómo te llega la propuesta de trabajar fuera de Uruguay?
L.V.: La propuesta de trabajar fuera del Uruguay nace de experiencias de cocineros más grandes que yo, aprendí de sus experiencias vividas fuera del Uruguay, pero yo sabía que en cualquier momento tendría alguna oportunidad para poder viajar, trabajar y comenzar a escribir mi propio libro de vida. Después de 24 años de experiencia, de dedicación, de esfuerzo, de viajes a distintos países… En esos años comienza la era del internet, lo cual me facilitó mucho resumir lo que me faltaba por aprender.

P: ¿Qué países recorriste gracias a tu profesión y qué aprendiste?
L.V.: Estuve en Argentina, Brasil, España, Italia, Andorra, Estados Unidos. El aprendizaje es a diario, constante donde estés, es en lo cultural, sus raíces, la riqueza de sus costumbres. Estando en España de vacaciones, en el restaurante de un amigo, me tocó cocinarle a Paco Torreblanca, el mayor pastelero del mundo, recuerdo que le cocinamos una paella de bogavante (langosta). Una persona increíble, pude tener una charla fantástica en la cual no me olvido porque después de hablar de todo de la vida, entendí que las personas más famosas son las más sencillas, y las que te aportan más sabiduría y aprendizaje.

P: A lo largo de tu carrera, ¿a qué famosos te ha tocado cocinarle y qué te han pedido?
L.V.: Estando en diferentes restaurantes me a tocado cocinarle a muchos famosos. En Andorra, ayudando a un amigo en su restaurante, le cocinamos al corredor de Fórmula 1, Michael Schumacher. Recuerdo que llegó con alguien de su familia, y pidieron algo súper sencillo: una Ensalada Nicoise de primer plato, y un Magret de Canard como segundo plato… ¡Estar cocinándole a ese reconocido corredor de Formula 1!, mi amigo y yo no lo podíamos creer.

P: Actualmente trabajas en uno de los mejores restaurantes del mundo, Quinto la Huella, en Miami, ¿cómo llegas ahí?
L.V.: Trabajaba en el Parador la Huella, un lugar fantástico en Jose Ignacio, Uruguay, donde tuve la suerte y el placer de trabajar dos temporadas de verano y una de invierno, compartiendo la cocina con mi amigo Timoteo. Es lugar que me aportó mucho en mi vida como persona y profesional, al cual le estoy muy agradecido a Martin Pittaluga, por confiar en mi profesionalidad, por poder demostrarle y poder aprender y entender lo que es la Huella Uruguay, y a sus socios. Otro lugar donde pasan muchos famosos durante la temporada y en el cual uno no deja de sorprenderse.

Actualmente trabajo en Quinto la Huella Miami, ubicado en pleno corazón de Brickell, el cual soy uno de los Chef del restaurant. Un lugar que representamos la cocina uruguaya, como estandarte una parrilla de leña ubicada en el quinto piso, nos enfocamos en que las carnes sean alimentadas a pastura, la pesca local y artesanal, los vegetales orgánicos… Cuidar los platos que servimos en nuestra cocina, bajo la supervisión del chef ejecutivo,  Alejandro Crespo. Es un lugar donde pasan muchos famosos, una cocina y restaurant que me ha marcado mucho en mi vida como profesional en estos tres años que llevo trabajando y aportando.