Duro golpe a los “Norteños” en California. Decenas de arrestados y droga decomisada

Un operativo conjunto llevó a desmantelar parte de la banda que manejaban una de las redes más importantes de distribución de metanfetaminas en el estado

Un total de 54 presuntos pandilleros fueron detenidos en California en una operación para desmantelar la banda de los “Norteños” y de la banda “Nuestra Familia” que opera desde la cárcel, las cuales manejaban una de las redes más importantes de distribución de metanfetaminas en el Valle Central del estado, informaron este miércoles las autoridades.

En el operativo encubierto llevado a cabo por las autoridades estatales y federales, bautizado “Red Reaper”, también fueron decomisadas 53 armas de fuego y más de 16 kilos de droga.

Los agentes dedicaron diez meses a vigilar a los miembros de la pandilla los “Norteños”, que supuestamente se dedicaban a la distribución de la droga en los condados de Tulare y Kings, en la parte central del estado.

“El temor y la violencia que las pandillas callejeras delictivas están ocasionando en nuestras comunidades no pueden tolerarse”, advirtió el fiscal general de California, Xavier Becerra, en un comunicado.

Las autoridades dijeron que las actividades criminales de los sospechosos incluyen asesinato, narcotráfico, robo, extorsión y la fabricación, tráfico y posesión de armas de fuego, entre otros.

La zona del Valle Central había experimentado entre 2015 y 2019 un aumento en los homicidios sin resolver, especialmente en las ciudades de Hanford, Kettleman City y Avenal, y las investigaciones apuntaban a la responsabilidad de la pandilla de los “Norteños”.

De acuerdo con la cadena de televisión CBS, los documentos judiciales de acusación muestran que los “Norteños” pueden estar trabajando en conjunto con miembros de alto rango de la pandilla “Nuestra Familia” que operan desde la cárcel.

El reporte de CBS asegura que dos cabecillas de “Nuestra Familia”, Salvador Castro y Raymond López, que cumplen condenas en la prisión estatal Pleasant Valley, al parecer utilizaron teléfonos celulares introducidos de contrabando en la cárcel para organizar el transporte de drogas entre México y California.

La droga era guardada en un escondite en el condado de Kings, según dicho medio.

“Estamos comprometidos a combatir y reducir los delitos violentos y el tráfico de drogas, tanto dentro como fuera de los muros de la prisión”, dijo el fiscal federal para el Distrito Este de California McGregor Scott.


Video: Identifican a latina sospechosa de choque fatal en North Hills

Niña de 10 años escala El Capitán en Yosemite. La más joven en cumplir esta hazaña

Gobernador de California pide perdón por errores del pasado