Empuja a su esposa embarazada por un precipicio para heredar su fortuna

El hombre tiene una gran cantidad de deudas y proviene de una familia pobre

Un hombre de China ha sido arrestado por, presuntamente, empujar a su esposa embarazada por un precipicio para poder heredar su fortuna.

Afortunadamente, Wang Nan, de 32 años y embarazada de tres meses, sobrevivió a la caída de 34 metros (111 pies), que ocurrió en el Parque Nacional de Pha Taem, mientras la pareja se encontraba de vacaciones.

Wang sufrió fracturas en el muslo izquierdo, el brazo, la clavícula y ambas rodillas. Según informes, el bebé por nacer resultó ileso.

En un principio, el incidente fue tratado como un accidente. La pareja informó a la policía de que Wang se había desmayado y caído. Sin embargo, Wang esperó hasta que su esposo estuvo lejos de la cama del hospital antes de decirle a las autoridades que fue un acto deliberado.

Luego de una investigación, la joven acusó a su esposo de haberla empujado por el precipicio porque quería heredar su fortuna (más de 3 millones de dólares) para poder pagar sus deudas.

Según la policía, el marido de Wang actuaba con desconfianza en la escena del incidente. Se situó a cierta distancia, mientras los rescatistas intentaban ayudar a la mujer. Se dice que un intérprete escuchó a Wang decir a su esposo: “¿Por qué me hiciste eso?”

La pareja, de la provincia de Jiangsu, ha estado viviendo en Bangkok, Tailandia, desde 2016, según informa el South China Morning Post.

La pareja visitó el parque para observar la salida del sol y ver una antigua pintura rupestre en una cueva cercana. Sin embargo, según Wang, no encontraron la cueva, y el marido movió a Wang hasta el borde del acantilado antes de girarla, dándole un beso y, supuestamente, empujarla.

La mujer tuvo suerte porque su caída fue amortiguada por unos árboles y arbustos, según informa The Nation. Wang afirma que se mantuvo consciente después de la caída y pasó unos 20 minutos pidiendo ayuda.

Después de la declaración y la investigación, la policía arrestó al esposo en el Hospital Sapphasitthiprasong, en el distrito de Muang, cuando visitó a su esposa a principios de esta semana, informa MailOnline.

Según las autoridades, todos los activos de la pareja pertenecen a Wang, y el esposo es de una familia pobre. También tiene una gran cantidad de deuda que pagar, de la cual su esposa había acordado pagar la mitad.

Según los informes, la policía está buscando la aprobación de los tribunales para extender la detención del marido, para que puedan seguir investigando.

El esposo niega el cargo de intento de asesinato.