El otro crimen del menor que acusan de matar a su madre a puñaladas en Puerto Rico

El adolescente de 16 años confesó haber arrojado el cadáver de su progenitora a un pastizal, a donde dirigió a los agentes policiales

PUERTO RICO – Un juez del tribunal de menores de Fajardo encontró causa por dos faltas de robo contra el joven de 16 años que confesó a las autoridades haber asesinado a su madre, Jeanette Mojica Rivera.

Ahora, el joven será ingresado en una institución de menores en Ponce, mientras se decide si será acusado como adulto por el asesinato de su madre.

Según información preliminar, el Procurador de Menores acusó al menor por dos faltas de robo, relacionadas a un delito cometido el pasado 14 de junio, en compañía de otras personas, en Río Grande.

El menor fue llevado ante el juez y presentaron dos faltas por apropiación ilegal agravada, por el robo de un dinero que estaba dentro de una guagua en la urbanización El Pedregal en Río Grande.

Fuentes de Primera Hora aseguraron que se presentó este caso por robo, que ya se había investigado previamente, mientras continúa la pesquisa de la trágica muerte de la enfermera, cuyo hijo llevó a los agentes al lugar donde supuestamente lanzó su cadáver.

Se explicó que por la complejidad del caso, dado que implica a un menor de edad y tiene varias escenas de delito, va a requerir más tiempo de investigación por lo que el menor tendría que ser liberado si no se presentan cargos hoy viernes.

El pasado miércoles, el adolescente condujo a los agentes del Cuerpo de Investigación Criminal (CIC) de Carolina hasta el pastizal donde arrojó el cadáver de su progenitora y confesó que la asesinó de seis puñaladas luego de sostener un altercado en el que ella le reclamaba por su conducta, las amistades con las que se había asociado y sobre su relación con una adulta.

El cuerpo amortajado en estado de descomposición de Mojica Rivera, de 34 años, quien trabajaba en un laboratorio en Canóvanas y había estudiado enfermería, fue encontrado en un pastizal en el kilómetro 7.6 de la carretera PR-185 en sector La Vega del barrio Campo Rico en Canóvanas.

Debido a su estado no pudo ser identificado.

El cuchillo utilizado y otra evidencia pertinente a la pesquisa también fue entregado por el adolescente, que había sido reportado como desaparecido junto a su madre por sus familiares el 11 de junio, luego de que estuviesen intentando comunicarse por medio de su teléfono celular con ella desde el 27 de mayo.

Sin embargo, no fue hasta el 18 de junio que la División de Personas Desaparecidas lo informó y refirió al CIC.