‘La Cubana’ de Carl Ruiz le pone sazón y salsa al Meatpacking District

El chef Carl Ruiz vuelve a sus raíces en este nuevo proyecto gastronómico
‘La Cubana’ de Carl Ruiz le pone sazón y salsa al Meatpacking District
El lugar ofrece una combinación de clásicos cubanos, como la ropa vieja, con otros platos que llevan el toque personal del chef Ruiz.
Foto: Nick Solares / Cortesía

Hay que empezar con las empanadas, seguir con las croquetas, de cangrejo o de jamón, o con el enchilado, un plato muy cubano a base de camarón y maíz. Luego comerse un churrasco acompañado de una ensalada de remolacha horneada y sazonada con salsa de escabeche.

Esa es la sugerencia que compartió el chef Carl Ruiz para quienes visiten por primera vez su nuevo proyecto gastronómico: el restaurante La Cubana.

“Yo cociné cubano desde pequeño porque cuando hacía algo malo me mandaban a la cocina con mi mamá”, cuenta Ruiz./Cortesía

Después de pasearse por las cocinas de varios países, como Francia y Suiza, y hasta de ganarse el estatus de “celebrity chef” por sus participaciones en programas de The Food Network, durante una exitosa carrera de más de 25 años, chef Ruiz decidió regresar a sus raíces latinas y cocinar esos platos que le enseñaron a preparar su mamá y su abuela en su casa de Nueva Jersey.

“Yo cociné cubano desde pequeño porque cuando hacía algo malo me mandaban a la cocina con mi mamá, y estaba allí casi todos los días”, recuerda entre risas. “Eramos mi abuela, mi mamá y yo haciendo tostones, tamales, escuchando salsa”.

El lugar es una combinación de buena comida y buen gusto./ Foto: Nick Solares, Cortesía

Y son justo esos sabores tradicionales los que quiere dar a conocer a quienes visitan el nuevo local, ubicado en el Meatpacking District de Manhattan.

“Esta área la conozco muy bien y cada vez que pasaba no veía nada latino, y me dije, ‘vamos a tratar otra vez a ver qué pasa'”, asegura, al recordar que fue parte del restaurante Son Cubano, hace más de 14 años.

Esta vez el chef apuesta a combinar platos muy típicos, como la ropa vieja, el pargo frito y la chuleta de cerdo con quimbombó, que aseguran son hasta ahora los más pedidos, con otros un poco más “elevados”, como la ensalada de fresas con tomate y aguacate o la calabaza horneada con mojo de cebolla roja.

Ensalada de fresas con tomate y aguacate. / Foto: Nick Solares, Cortesía

“Quiero elevarla un poco porque la comida cubana criolla es de casa y no se traduce a un restaurante, y mucho menos en el Meatpacking District. Trato de imaginar cómo sería la comida de Cuba, si hubiese ido creciendo como lo hizo en su buen momento”, agrega el también personalidad radial de la emisora Sirius XM Radio.

Sin embargo, asegura que la gente parece tener preferencia por las cosas más sencillas.

“Cuando era chiquito mi mamá me hacía arroz con huevo frito revuelto, y lo puse en el menú como un chiste. Resulta que se vende en casi todas las mesas, toda la gente lo pide”, cuenta.

El menú incluye además las empanadas de jaca, una fruta que simula la textura y sabor de la ropa vieja; la vaca frita de cordero, la tortilla de plátano con carne y queso, el ajiaco de mariscos, y por supuesto, el lechón asado, entre otras delicias.

“Es un restaurante cubano auténtico, con 60% de platos típicos y un 40% de otros a los que les pongo mi toque personal”, concluye Ruiz.

Buena comida y mucha fiesta

El lugar es espacioso, perfecto para armar una verdadera fiesta latina. / Foto: Nick Solares, Cortesía

Junto con la comida del Chef Carl Ruiz, La Cubana planea llevar la alegría latina a la zona.

“Queremos que la gente venga y baile de verdad, que muevan sus caderas. Diversión mezclada con buena comida, buenos cocteles, un gran ambiente, que se trasladen un poco a Cuba y se olviden que están en Nueva York”, señala Nicolas L. Paris, gerente general y socio del lugar.

El local ofrece música en vivo todos los días, desde las 7:00 pm hasta las 10:00 pm, que dará paso a un dj, los jueves, viernes y sábados, que tocará lo mejor de la música latina hasta las 2:00 am.

“Somos un restaurante donde se puede bailar salsa. Un lugar para divertirse”, acota Paris. “Es una experiencia completa”.