The Lion King: 10 cosas que aprendimos tras ver El Rey León 2019

El 19 de julio llega a los cines una de las películas más esperadas del año. ¿Cumplirá con las expectativas?
The Lion King: 10 cosas que aprendimos tras ver El Rey León 2019
Foto: Disney

The Lion King (El Rey León) se estrena el 19 de julio, pero esta semana se ha dado el pistoletazo de salida a su promoción con la premiere mundial en el Dolby Theatre de Hollywood (mismo lugar donde se entregan los Premios Oscars), la rueda de prensa con el director y los actores principales (excepto por la sonada ausencia de Beyoncé), y las primeras proyecciones del film para la prensa… que ya han generado las primeras críticas de los “expertos”. [¿Has visto el tráiler? Mira más abajo].

Por todo ello, ya hemos descubierto algunos secretos de la película y llegado a algunas conclusiones:

1. Aunque se enmarque dentro de los remakes “live-action” recientes de Disney (Cinderella, Beauty and the Beast, Dumbo, Aladdin…), “The Lion King” está completamente realizada por computadora, con las imágenes creadas por artistas animadores. Fuera de las voces, no hay participación de los actores. Ni siquiera con la técnica motion capture. Esto, amigos, es una película de animación hiperrealista, pero tan de animación al fin y al cabo como Toy Story 4.

2. Hay un solo plano “real”, filmado con cámara en la naturaleza, según explicó el director Jon Favreau. Pero aún no sabemos cuál.

Jon Favreau en la premiere de The Lion King en Hollywood. / Foto: Getty Images
Jon Favreau en la premiere de The Lion King en Hollywood. / Foto: Getty Images

3. Lo que parece una bendición puede acabar siendo el mayor problema de la película: los animales son tan fieles a la realidad que pierden la expresividad que tenían en la película original de hace 25 años. Ésa ha sido la crítica más repetida hasta ahora. Favreau, quizá adelantándose a lo que sabía que vendría, comentó en la rueda de prensa que se fijaron más en documentales “como los de la BBC de David Attenborough” para dar vida a los animales, y evitaron “humanizar” sus expresiones. Pero un león o un jabalí “reales” cantando no son tan divertidos como pueda parecer.

Zazu (voz de John Oliver) y Simba. / Foto: Disney
Zazu (voz de John Oliver) y Simba. / Foto: Disney

4. La historia de Mufassa, Scar, Nala y Simba sigue siendo tan mágica como hace 25 años. Entonces, ¿para qué tocarla? Este Rey León no se distancia un milímetro del original. Tras tres años de trabajo en este film, la trama no aporta ningún giro novedoso, como sí se hizo en otras versiones recientes de clásicos de Disney. (¿Han visto a la nueva princesa Jasmine de Aladdin?).

5. Timón y Pumbaa, interpretados por Billy Eichner y Seth Rogen, son sin duda la pareja más divertida de una historia donde abundan las parejas (Nala y Simba, las hienas Kamari y Azizi…). Ambos actores grabaron sus voces juntos, algo poco común en este tipo de producciones, y muchas frases que terminaron en el corte final fueron improvisadas en el estudio, confesó Eichner.

Seth Rogen (izq.) y Billy Eichner. / Foto: Getty Images
Seth Rogen (izq.) y Billy Eichner. / Foto: Getty Images

6. La producción creó un juego de realidad virtual en el que simular cómo grabar una película, explicó Favreau, quien aseguró que eso permitió trabajar a técnicos con experiencia en películas tradicionales pero sin experiencia en animación. “La tecnología permitió un balance entre tradición e innovación”, según el director. El que mejor se lo pasó con el juego fue JD McCrary (11 años), que puso voz al joven Simba: “Es como ver tu película favorita, pero tú estás dentro de ella. Es increíble. Tan cool…”.

7. La música se respetó prácticamente tal cual respecto a la original. Incluso se trabajó con el mismo compositor, el alemán Hans Zimmer, y con el artista africano Lebo M, que grabó la canción de apertura en 1994 (ver video aquí debajo). Para ellos era muy importante que se respetase la integridad del primer film, algo que les garantizó Favreau. “Todos los músicos de la orquesta conocían la obra. Cada nota se tocó con intención, con compromiso”, aseguró Zimmer.

8. El villano, por supuesto, es Scar, a quien puso voz Chiwetel Ejiofor. “Es un papel increíble para interpretar, tan complejo… Busqué empatizar con el personaje”, aseguró el actor.

9. Algunos actores que pusieron las voces se trajeron del musical The Lion King de Broadway e incluso de la versión alemana, como Florence Kasumba, que da voz a la malvada hiena Shenzi. “En el film las hienas son más astutas”, aseguró la actriz. La voz de la joven Nala es de Shahadi Wright Joseph (14 años), que interpretó el papel en el teatro: “En Broadway todo está más estructurado. Tienes que seguir instrucciones. Aquí Jon nos dio mucha libertad”.

10. El veterano actor sudafricano John Kani dio voz a Rafiki, el mandril-brujo de la selva. Para Kani era muy importante que la película mostrara que la historia del Rey León transcurre en África.