Remedios caseros: cúrcuma para tratar diarrea y colitis

Popularmente el té de raíz de cúrcuma es conocido como "oro líquido" por sus numerosas propiedades

Remedios caseros: cúrcuma para tratar diarrea y colitis
El consumo de cúrcuma es una excelente alternativa natural para tratar afecciones del sistema hepático-biliar y renal
Foto: Shutterstock

La cúrcuma es una planta herbácea nativa de la India, reconocida por sus usos culinarios y medicinales. Esta compuesta por curcumoides, polisacáridos y aceites esenciales, esta aromática especie posee destacadas propiedades para combatir infecciones intestinales, reducir la inflamación. Es una excelente opción para tratar casos de diarrea y colitis. 

La curcumina es su componente principal y es un poderoso antioxidante que juega un papel importante en la eliminación de radicales libres y reduce los niveles de las enzimas responsables de la inflamación. Esta sustancia es perfecta para tratar la indigestión, episodios diarréicos y colitis ulcerosa, ya que estimula a la vesícula biliar, para que aumente la producción de bilis, elemento indispensable para una buena digestión.

Es importante entender las principales causas de la diarrea, la cual en su mayoría es causada por indigestión e intolerancias a ciertos alimentos, o bien el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, grasas y harinas procesadas.

¿Cómo consumirla?

Para indigestiones, colitis y diarrea, la recomendación es preparar té de raíces naturales de cúrcuma (las puedes encontrar en cualquier tienda herbolaria). Procura consumirlo únicamente durante los períodos que presentes síntomas, de 5 a 7 días como máximo.

  1. Pela un trozo de raíz y ralla finamente hasta obtener 1 cucharadita de cúrcuma.
  2. En una olla pequeña agrega 500 ml de agua y llévala a ebullición.
  3. Cuando el agua este lista, agrega la cúrcuma rallada, revuelve y deja reposar durante 5-7 minutos para que se liberen todos sus benéficos compuestos.
  4. Por último cuela el té y bébelo inmediatamente.

Té. / Foto: shutterstock