Detienen en aeropuerto JFK de Nueva York a terrorista que disparaba para ISIS en Siria

Vivía en Brooklyn y viajó a Turquía en 2013; ayer se negó a hablar ante el juez

Detienen en aeropuerto JFK de Nueva York a terrorista que disparaba para ISIS en Siria
Ruslan Maratovich Asainov
Foto: captura abc news

Ruslan Maratovich Asainov, ciudadano estadounidense nativo de Kazajstán, fue arrestado al aterrizar en el aeropuerto JFK, luego de ser identificado por las autoridades federales como un francotirador de ISIS (Estado Islámico) que visitó Siria y le dio “apoyo material” a los terroristas yihadistas.

Asainov fue acusado ayer por fiscales federales de proporcionar apoyo material y entrenar a terroristas. Se cree que es el primer combatiente de ISIS traído a Estados Unidos desde Siria para ser juzgado.

El jueves aterrizó en el aeropuerto JFK de Nueva York y ayer fue presentado ante el juez Steven Gold. El procedimiento del viernes duró menos de 10 minutos. En múltiples ocasiones, Asainov sólo negó con la cabeza cuando el juez le hizo una pregunta, detalló NBC News.

Cuando se le preguntó por qué no hablaba, la abogada defensora Susan Kellman dijo que su cliente “responde a una autoridad superior”, aclarando después que se refirió a Allah.

El comisionado del Departamento de Policía de Nueva York, James O’Neill, dijo que el arresto debería servir como una advertencia para cualquier persona en el mundo que conspire con grupos terroristas contra Estados Unidos: “Serán procesados”, afirmó.

Según una denuncia penal, Asainov (41) vivió en Brooklyn entre 1998 y 2013. Fue detenido en el extranjero por las Fuerzas Democráticas de Siria y más tarde entregado a la custodia estadounidense.

“En diciembre de 2013, el acusado viajó a Estambul (Turquía), que es un punto de tránsito común para obtener la entrada a Siria. Posteriormente ingresó a Siria, se unió a ISIS y se convirtió en francotirador de la organización terrorista”, según la denuncia.

“Con el tiempo, el acusado ascendió de rango para convertirse en un ’emir’ de ISIS a cargo de capacitar a otros miembros de ISIS en el uso de armas. También intentó reclutar a otra persona para que viajara desde Estados Unidos a Siria para luchar por ISIS”.

En marzo de 2015, Asainov le pidió a un informante confidencial que le enviara unos $2,800 dólares para poder comprar su rifle; y le envió al informante dos fotografías que mostraban que llevaba un arma de asalto equipada con un visor.

También envió una foto que muestra a tres combatientes muertos, y le envió un mensaje a un amigo para alabar a ISIS. “Somos la peor organización terrorista en el mundo que haya existido”, dijo, y agregó que deseaba morir en el campo de batalla.

Los federales destacaron que están decididos a rastrear a cualquier otro estadounidense que apoye a ISIS u otros grupos terroristas, según el Secretario de Justicia Auxiliar, John Demers.