NYC tiende una mano a pequeños negocios que se quejan de rentas y regulaciones

El concejo aprueba centralizar regulaciones y estudiar el estado de los negocios en locales comerciales

NYC tiende una mano a pequeños negocios que se quejan de rentas y regulaciones
Manifestación de empresarios el pasado 26 de junio en las escalinatas del Ayuntamiento./Mariela Lombard
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Hay inquietud entre los pequeños empresarios, muchos de ellos latinos, por regulaciones como la propuesta por el alcalde, Bill de Blasio, de conceder 10 días de vacaciones pagados a sus trabajadores o por las altas rentas comerciales. A finales de junio se manifestaron para expresar su preocupación. El lunes recibieron una mano tendida desde el concejo en forma de acciones legislativas que algunos de los grupos allí citados recibieron de forma tibia.

El Comité de Pequeños Negocios dio luz verde a una ley para definir “micronegocios” (aquellos que tienen más de un empleado y no más de nueve), en un esfuerzo por centrar políticas específicas para una buena parte de las pequeñas empresas de la ciudad. Actualmente y de forma oficial un negocio es pequeño dependiendo de muchas variables y su sector pero puede llegar a tener 250 personas en plantilla.

El objetivo además es hacer un censo de esta empresas y que el departamento de Small Business Services (SBS) reporte en asuntos específicos que les afecten.

Y no será el único “censo” .

Otra de las propuestas que se aprobó por el comité –y que probablemente gane el voto del pleno del concejo y la firma del alcalde–, es un estudio de los negocios con locales comerciales (storefronts). Esta legislación requiere que el SBS complete un análisis sobre el estado de estos negocios en 20 distritos comunitarios una vez cada tres años.

La ley obliga al SBS a que se coordine con el departamento de finanzas y planificación urbana para informar sobre alquileres comerciales. En concreto, el número de ellos, el tipo de actividades que acogen, los empleados, ventas anuales, impuestos, entre otros datos.

Los empresarios han querido desde hace tiempo elaborar un censo de locales vacantes ante los estragos que las subidas de las rentas están haciendo. Una parte ha defendido además que se apruebe una ley para obligar a la intermediación en caso de desacuerdo en la renovación de contratos de alquiler que se establecería por ley durante 10 años. Esta ley se denuncia en el sector inmobiliario como un control de rentas y su paso por el concejo lleva años retrasada.

El SBS tendrá además otra tarea que es crear una guía interactiva que ayude a los dueños de negocios a que entiendan las normativas aplicables, incluyendo licencias, permisos, certificaciones y zonificaciones. Muchos empresarios se han quejado de las fuertes multas por cuestiones que no ven venir y la confusión que tienen con las normativas.

Andrew Rigie, director de la NYC Hospitality Alliance (que une a dueños de bares y restaurantes) explicó que estas acciones son correctas pero “no las reformas regulatorias que los dueños de pequeños negocios necesitan desesperadamente”.