“El Z-42”, rival de “El Chapo” fue condenado a 18 años de prisión

Óscar Omar Treviño Morales encabezó el segundo grupo criminal que desató una escalada de violencia en el norte del país
“El Z-42”, rival de “El Chapo” fue condenado a 18 años de prisión
Óscar Omar Treviño Morales "El Z-42"-
Foto: Foto Especial

MÉXICO – Mientras Joaquín “El Chapo” Guzmán fue sentenciado a cadena perpetua, más 30 años en Estados Unidos,  Óscar Omar Treviño Morales “El Z-42”, uno de sus rivales y considerado uno de los narcotraficantes más sanguinarios de los últimos tiempos recibió en México una sentencia de 18 años de prisión.

“El Z-42”, quien fuera líder del grupo criminal de “Los Zetas”, es acusado de delitos relacionados con el narcotráficol, por operaciones con recursos de procedencia ilícita y portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército.

Oscar Omar, asumió el liderazgo del que fuera el brazo armado del cártel del Golfo, tras la detención de su hermano Miguel Ángel Treviño, en el 2013.

“Los Zetas” fue considerado el segundo grupo criminal en México, después del cártel de Sinaloa, que fue encabezado por décadas por “El Chapo”. 

Surgió como el brazo armado del cártel del Golfo, liderado por Osiel Cárdenas Guillén.

Treviño Morales fue detenido en 2015 en el estado de Nuevo León y es señalado de ser el autor de los crímenes más sanguinarios, antes del surgimiento del cártel Jalisco Nueva Generación.

A “Los Zetas” se les atribuye la masacre de 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas, registrada en agosto de 2010. 

Además son señalados de haber cometido el ataque al casino Royale, en Nuevo León, que dejó 52 muertos. El motivo del ataque fue por que el dueño del lugar no pagó “el derecho de piso” (extorsión) al grupo criminal, que decidió quemar el casino, a pesar de que había personas adentro.

“El Z 42” fue capturado en el 2015. Estados Unidos llegó a ofrecer $5 millones de dólares para dar con el criminal, mientras el gobierno de México ofreció 30 millones de pesos por información que ayudara a dar con él.

“El Chapo”, también fue capturado en 2016, aunque fue su recaptura luego de haberse fugado del penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México.

El exlíder del cártel de Sinaloa fue extraditado en enero de 2017 a Estados Unidos donde enfrentó un juicio, donde fue declarado culpable de 10 delitos relacionados con el narcotráfico.