Promulgan ley que protege a trabajadores inmigrantes del acoso laboral en NY

Castigarán a empleadores que discriminen o tomen represalias contra una persona por su idioma, nacionalidad o estatus migratorio
Promulgan ley que protege a trabajadores inmigrantes del acoso laboral en NY
Hay trabajos en los cuales los inmigrantes son muy acosados, como en la industria de restaurantes.
Foto: Archivo

El no hablar bien inglés, tener un acento fuerte, y hasta el verse diferente  pueden ser motivos para que un inmigrante, aunque ya sea ciudadano estadounidense, sufra de discriminación en su lugar de trabajo. Pero esa es una realidad que cambiará en el estado de Nueva York, gracias a que el gobernador Andrew Cuomo promulgó una legislación que impone sanciones a empleadores que acosen o tomen represalia contra los trabajadores por su idioma, nacionalidad o estatus migratorio.

La propuesta de ley fue presentada por la oficina de la fiscal general del estado Letitia James, como un esfuerzo más para evitar que los neoyorquinos más vulnerables sigan siendo víctimas de sus patrones, y que además refuerzan las medidas que ya están contempladas en la Ley Laboral de Nueva York y la Ley Federal de Normas Laborales Justas.

“No hay lugar para ningún tipo de acoso, intimidación o abuso en el lugar de trabajo”, dijo la fiscal general James, al agradecer a Cuomo la firma de la ley, lo que ocurre en momento en que muchos inmigrantes están siendo amenazados en sus trabajos con que serán reportados a las autoridades migratorias. La Fiscalía confirmó que ha recibido numerosos informes creíbles de ese tipo de amenazas, que ocurren cuando un trabajador trata de defenderse a sí mismo, le mencionan la posible deportación.

Además, según la Fiscalía, los inmigrantes tienen más probabilidad de ser víctimas de robo de salarios, acoso sexual, clasificación errónea y violaciones de seguridad en el lugar de trabajo que los ciudadanos nacidos en este país. Cifras de un reciente estudio indican que cada año, 6.5 millones de trabajadores indocumentados sufren robo de salarios, y que tan solo la semana pasada casi el 40% de los inmigrantes indocumentados reportaron haber sufrido robo de salarios, mientras un asombroso 85% reportó sufrir violaciones de las horas extras.

Además, los hombres latinos nacidos en el extranjero tienen casi 2.5 veces más probabilidades de morir en el trabajo que el promedio del trabajador estadounidense. Los inmigrantes también están sobrerrepresentados en campos donde el acoso sexual es más alto: trabajos en restaurantes, labores agrícolas y trabajos domésticos.

“Nos corresponde ayudar a los trabajadores vulnerables a ser capaces de defender sus derechos sin temor a ser castigados. Esta ley hace justamente eso, protegiendo a los neoyorquinos de posibles explotaciones laborales por  empleadores sin escrúpulos”, indicó James, agregando que da las gracias al gobernador Cuomo y “a los patrocinadores de esta iniciativa, la senadora estatal Jessica Ramos y el asambleísta Marco Crespo, por sus esfuerzos para ayudar a que esta importante propuesta se convierta en ley”.

Los inmigrantes de Nueva York han enfrentado históricamente abusos de empleadores discriminatorios”, dijo la senadora Ramos. “Especialmente cuando nuestros vecinos enfrentan constantes amenazas de redadas de ICE por parte del Gobierno federal, es de suma importancia que todos estén seguros en el lugar de trabajo. Los inmigrantes deben poder trabajar sin la amenaza de ser atacados por sus empleadores debido a su estatus migratorio”.

Entre tanto, el asambleísta Crespo indicó que aunque el fervor antiinmigrante se siente y se vive en todo momento y en todo el país, “nosotros, como neoyorquinos, no podemos olvidar nuestra propia historia, nuestro camino hacia el éxito y la promesa de la Estatua de la Libertad en nuestras costas”.