Un niño alertó sobre el atacante de Texas. Nadie le hizo caso. Minutos después se escucharon los tiros

"No le prestamos atención porque era solo un niño y porque estábamos en la tienda, no en Walmart", dijo un testigo
Un niño alertó sobre el atacante de Texas. Nadie le hizo caso. Minutos después se escucharon los tiros
Foto: LARRY W. SMITH / Efe

Un testigo que se encontraba en Cielo Vista Mall, justo al lado del Walmart en donde un sujeto abrió fuego indiscriminadamente, relató cómo un niño alertó minutos antes a los compradores de que había un hombre armado.

Glendon Oakley, un soldado retirado del Ejército, dijo que mientras se encontraba en una de las tiendas del centro comercial vio cómo un pequeño niño “corrió” para prevenir a los adultos, pero nadie lo tomó en serio.

“Un niño pequeño corrió hacia nosotros y nos dijo que había un tirador activo en Walmart, pero no le prestamos atención porque era solo un niño y porque estábamos en la tienda, no en Walmart”, le explicó Oakley a CNN.

Cinco minutos más tarde, Oakley salía del local y se dirigía a otro cuando escuchó los disparos y vio que la gente corría despavorida. Fue entonces cuando, utilizando su experiencia militar, comenzó a ayudar.

“Había cerca de 13 niños corriendo, pero solo pude agarrar a tres. Estaba concentrado en ellos, la verdad no estaba preocupado por mí”, señaló Oakley, quien también es un experto en armas.

Oakley, quien portaba su arma en ese momento, vio a un grupo de policías y les dejó a los niños, aunque dijo que estaba un poco asustado de que los oficiales le disparan creyendo que era el atacante.

“Puse mi celular a grabar en caso de que me fueran a disparar. Me dijeron que pusiera mis manos arriba”, y fue entonces cuando les enseñó su licencia para armas y pudo marcharse del lugar sin ningún inconveniente.

Pero a pocos metros de allí, la gente moría de una manera cruel en manos de Patrick Wood Crusius, de 21 años, quien armado con un rifle ingresó a Walmart y comenzó a disparar.

Su acto, calificado como un posible crimen de odio después de que el joven publicara un texto en internet con rasgos supremacistas, dejó a 22 personas sin vida y a otras 26 heridas. Después de abrir fuego, Crusius se dejó apresar por la policía sin mostrar violencia o resistencia.

La comunidad de El Paso, en Texas, está devastada por el incidente de este sábado, que estuvo seguido por otro en Dayton, Ohio, en donde otro joven comenzó a disparar en las afueras de un bar y dejó a nueve muertos, incluyendo a su hermana, y más de dos decenas de heridos.

Antes de estos dos fatales tiroteos, otro fue reportado el pasado domingo en California, cuando un individuo cruzó una cerca e ingresó al Gilroy Garlic Festival y también disparó. El saldo fue de tres muertos, incluyendo a dos menores, y varios heridos.

 

Por Geysell Cisneros


Trump condena el racismo y el supremacismo blanco tras masacres en El Paso y Dayton

Uruguay alerta de riesgo de viajar a EEUU “ante la creciente violencia indiscriminada”

FBI alerta de posibles réplicas de masacres como la del El Paso y Dayton