El nuevo foco de la investigación por el suicidio de Jeffrey Epstein en cárcel de NYC

El multimillonario acusado de liderar una red de esclavas sexuales menores de edad fue hallado muerto en su celda en el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan
El nuevo foco de la investigación por el suicidio de Jeffrey Epstein en cárcel de NYC
Jeffrey Epstein estaba acusado de tráfico sexual con niñas.
Foto: Florida Department of Law Enforcement

La investigación sobre la muerte del multimillonario Jeffrey Epstein, cuyo cuerpo fue hallado sin vida el pasado sábado en una celda de una cárcel federal de Manhattan donde se encontraba detenido, se enriquece de nuevos elementos.

Ahora los investigadores examinan si los guardias que tenía que velar por su incolumidad estaban durmiendo cuando murió, según afirmaron dos altos funcionarios familiarizados con la investigación a NBC News.

Epstein, que aparentemente falleció por suicidio, estaba detenido en el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan por ser acusado de tráfico sexual de menores. Su muerte se produjo un día después de que se revelara un sinfín de documentos judiciales que han proporcionado nuevos detalles sobre esta presunta red criminal.

Las circunstancias de la muerte del multimillonario de 66 años presentan aspectos todavía oscuros, por los que el FBI, que no suele indagar sobre suicidios en instalaciones de la Agencia Federal de Prisiones, y la oficina del inspector general del Departamento de Justicia abrieron una investigación. “La muerte de Epstein plantea serias preguntas que deben ser respondidas”, aseguró el fiscal general William Barr en un comunicado.

Pronto han aparecido elementos que hacen sospechar que algo falló en el sistema de vigilancia y atención de los presos cuando el acusado murió. Los guardias asignados para ello tendrían que haber comprobado el estado de Epstein cada 30 minutos, pero dos fuentes familiarizadas con el caso aseguran que los turnos quedaron descubiertos durante varias horas antes de que su cuerpo fuera hallado sin vida.

Una de las pistas que siguen ahora los investigadores es entonces la de analizar si uno o ambos guardias destinados a ello se quedaron dormidos y no cumplieron con su deber. Todavía no se ha llegado a ninguna conclusión sobre este punto.

Otro aspecto objeto de investigación es el de entender si hay discrepancia entre lo que está apuntado en los libros de registro donde los dos empleados de la cárcel tenían que indicar cuándo chequearon las condiciones de Epstein y las imágenes tomadas por las cámaras de seguridad. The Associated Press asegura que en estas grabaciones quedó evidente que los guardias no hicieron todos los controles previstos.

Este martes, el Departamento de Justicia dio a conocer que había puesto a los dos vigilantes en licencia administrativa. También se cambió temporalmente al responsable de la prisión, Lamine N’Diaye, que será reasignado a la oficina regional de la Oficina de Prisiones al menos hasta que se aclaren los hechos.

HORAS EXTRA

The Associated Press, que cita a dos fuentes familiarizadas con los hechos, asegura que los funcionarios presentes la noche que Epstein falleció estaban realizando turnos extra obligatorios para compensar la escasez de personal.

Según otra fuente familiarizada con la investigación que habló con NBC News, un empleado que estaba realizando horas extra de trabajo ese día no era un funcionario de correcciones de pleno derecho.

No obstante, sí lo había sido en el pasado durante siete años, antes de aceptar un trabajo diferente con mejores condiciones, y tenía las capacidades y experiencia necesarias para ejercer como tal, según añadió la misma fuente. Esta no especificó si se trata de uno de los dos guardias puestos en licencia por el Departamento de Justicia.

ABUSO DE MENORES

Según la acusación, el financiero neoyorquino  creó una red para abusar de decenas de niñas, algunas tan solo de 14 años, a las que pagaba con cientos de dólares en efectivo tras cometer actos sexuales contra ellas en su casa de Manhattan o en su finca en Palm Beach, Florida, al menos entre 2002 y 2005.

Una presunta víctima, Virginia Roberts Giuffre, ahora de 36 años, dijo que  Epstein y sus socios le ordenaron tener relaciones sexuales con varios hombres poderosos cuando tenía solo 14 años, según una declaración de 2016 publicada el viernes.

Lisa Bloom, abogada de algunas de sus supuestas víctimas, dijo que ellas “hubieran preferido que viviera para enfrentar la justicia”, pero que continuarán procesando su demanda. “Las víctimas merecen ser reparadas por el daño que causó durante toda la vida”.

El acusado, a quien el presidente Donald Trump calificó como un “tipo fantástico” en una entrevista de 2002 con la revista New York, ya estaba registrado como un delincuente sexual en otro estado.

Epstein se enfrentó a acusaciones de esta índole en Florida, pero en 2008 alcanzó un acuerdo extraoficial con la Fiscalía para cerrar la investigación, por el que solo cumplió 13 meses de cárcel y alcanzó un acuerdo económico con las víctimas.

El trato fue supervisado por el entonces fiscal de Miami, Alexander Acosta, que fue nombrado posteriormente secretario de Trabajo por el presidente de EEUU, Donald Trump, y que se vio obligado a renunciar en medio de las críticas tras el nuevo arresto de Epstein.

(Editado por Francesco Rodella con información de NBC y AP)