Proponen ley para reducir daño ambiental de construcciones en la Gran Manzana

Empresas estarían obligadas a publicar mediciones de cómo sus operaciones afectan al aire, el suelo y el agua de las comunidades.

Proponen ley para reducir daño ambiental de construcciones en la Gran Manzana
La propuesta permitirá el monitoreo de la calidad del aire en el entorno de las construcciones.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

“José”,  un ecuatoriano que tiene más de 10 años haciendo trabajos de demolición para una pequeña contratista en Queens, se muestra sorprendido cuando se le pregunta sobre el  cumplimiento de normas de impacto ambiental, en el área de la construcción en la ciudad de Nueva York.

“A nosotros nos han hablado de cómo cuidarnos de lesiones, de protegernos, pero jamás nuestros supervisores nos han dicho nada del ambiente, lo que demolemos lo clasificamos en diferentes bolsas y listo. En el grupo muchos se enferman de los pulmones y no pueden seguir trabajando y se acabó”, comenta el inmigrante

El trabajador de la construcción asegura que recientemente en una demolición en Long Island City, los vecinos de la cuadra se quejaron por el polvillo, pero “no pasó a mayores”.

Precisamente, para exigir que los datos de monitoreo ambiental, en los sitios de construcción se hagan públicos, los concejales de Nueva York  Stephen Levin y Costa Constantinides  presentaron una legislación que obligaría a las empresas constructoras a publicar detalladamente sus mediciones y análisis de cómo sus operaciones afectan al aire, el suelo y el agua de las comunidades vecinas.

“Dado el historial de negligencia ambiental y daño directo a las comunidades en mi distrito, no podemos permitir que continúe la construcción sin una total transparencia e información sobre evaluaciones ambientales y planes de mitigación”, dijo Levin, concejal de Brooklyn.

La propuesta legislativa 1667, establecería como obligatorio en todas las construcciones que se realicen en la Gran Manzana, que todo el monitoreo ambiental completado durante la construcción se rastree y publique en línea.

Frenar la contaminación

El argumento de los miembros del concejo  es que un trabajo de demolición y construcción, puede tener una gran cantidad de impactos, como por ejemplo,  desenterrar toxinas inseguras de los suelos, liberándolos al aire y al agua.

La necesidad de esta legislación es urgente. Casi la mitad de los apartamentos en la ciudad, se encuentran dentro de una cuadra en donde se realiza una construcción. Y, sin embargo, los residentes saben poco sobre lo que sucede durante esos trabajos”, comentó el concejal.

“Después de haber trabajado para frenar la contaminación del aire y otros problemas ambientales, durante más de dos décadas, nuestra organización apoya firmemente la transparencia que promueve este proyecto de ley. Todos los neoyorquinos tienen derecho a saber qué hay en nuestro aire, suelo y agua para proteger nuestra salud y el medio ambiente. Este proyecto de ley lo hace más accesible “, dijo Lael Goodman, Gerente del Programa de Justicia Ambiental, North Brooklyn Neighbours.

Por su parte, Camila Vega, una colombiana que reside en las cercanías de la estación Queens Plaza del Subway en Long Island City, una comunidad que ha visto crecer inmensos edificios en los últimos 5 años, opina que las quejas contra las “constructoras seguirán, pero es muy poco lo que se podrá hacer para controlarlas, estas corporaciones tienen el poder en esta ciudad”, aseguró.

El sector de la construcción  representa el 10% de las actividades económicas de la ciudad, solamente el año pasado se invirtieron en esta área cerca de $61,500 millones.