Exquisita receta mediterránea: Pechugas de pollo a la parmesana

Los platillos elaborados con carne de pollo, son una excelente recomendación para promover digestiones fáciles y aportan aminoácidos esenciales vitales para formar el tejido muscular

El pollo es una proteína rica en vitaminas y minerales, destaca su aporte en vitamina B6, fósforo y selenio. La vitamina B6 ayuda a que el organismo tenga más energía y hace que el cuerpo queme calorías.
El pollo es una proteína rica en vitaminas y minerales, destaca su aporte en vitamina B6, fósforo y selenio. La vitamina B6 ayuda a que el organismo tenga más energía y hace que el cuerpo queme calorías.
Foto: Shutterstock

Esta exquisita receta de origen italiano, es una verdadera delicia elaborada con ingredientes básicos que forman parte de la dieta mediterránea. Es un platillo crujiente y saludable que le encantará a todos, te recomiendo prepararlo para comidas familiares y cenas entre amigos.

El pollo es una proteína de alto valor biológico, es bajo en calorías y contiene triptófanos que son un aminoácido esencial para nuestro organismo y ayuda al organismo en la formación de sustancias. Su consumo ayuda a disminuir los niveles de ácido úrico debido a su bajísimo nivel de una sustancia llamada purina (se encuentra en grandes cantidades en las carnes rojas). Por supuesto las espinacas son uno de los vegetales de hoja verde más conocidos por sus maravillosas propiedades nutricionales, contienen una buena cantidad en provitamina A y ácido fólico, son una de las mejores fuentes para obtener potasio y magnesio, necesarios para el metabolismo energético, un sistema inmunológico saludable, el ritmo cardíaco y mantenimiento de la presión arterial.

Receta de pechugas de pollo a la parmesana

Ingredientes:

  • 4 pechugas de pollo
  • 1 taza de pan molido
  • 2/3 de taza de harina de trigo
  • 1/2 taza de queso parmesano rallado
  • 1 taza de mezcla de queso mozarella y parmesano rallado (para gratinar)
  • 2 huevos batidos
  • 50 gramos de mantequilla
  • 1 cucharadita de mezcla de finas hierbas
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • Sal y pimienta

Para la ensalada: 

  • 350 gramos de hojas de espinaca baby
  • 150 gramos de chícharos verdes
  • 1/2 taza de aceite de oliva extra virgen
  • 5 cucharadas de vinagre blanco
  • 1/2 taza de jugo de naranja natural
  • 1 limón
  • Sal y pimienta
  • Preparación:

    1. El primer paso es sazonar las pechugas por ambos lados con sal y pimienta.
    2. En un bowl mediano mezcla el ajo y la cebolla en polvo, el pan molido, las finas hierbas y el queso parmesano.
    3. Coloca en un plato plato el harina de trigo y cubre las pechugas, posteriormente pásalas por el huevo batido y finaliza con el pan molido.
    4. En un sartén grande a fuego medio, agrega la mantequilla y permite que se derrita, agrega las pechugas de pollo y fríe por 5 minutos de cada lado, hasta que obtengan un color dorado.
    5. Engrasa un recipiente para horno y acomoda las pechugas (evita que se encimen). Espolvorea queso la mezcla de queso parmesano y mozarella, para gratinar. Hornea a 200ºC por 10-12 minutos.
    6. Para el aderezo de cítricos: En un recipiente pequeño agrega el aceite de oliva extra virgen, el vinagre blanco, el jugo de naranja y un limón recién exprimido, sazona con sal y pimienta. Con un batidor de mano mezcla perfectamente hasta que el aderezo emulsione.
    7. Agrega las hojas de espinaca baby y los chícharos en un recipiente mediano y vierte generosamente la vinagreta.
    8. Sirve en un cada plato una pechuga a la parmesana con su guarnición de ensalada. ¡Es exquisito!