USCIS enfrenta críticas por negar ciudadanía automática a hijos de militares nacidos en el extranjero

La agencia afirma que su nueva política se empata con lineamientos del Departamento de Estado
USCIS enfrenta críticas por negar ciudadanía automática a hijos de militares nacidos en el extranjero
USCIS afirma que la regla no niega la ciudadanía a hijos de militares nacidos en el extranjero.
Foto: David McNew/Getty Images

La oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) tuvo que enfrentar críticas y cuestionamientos por su decisión de endurecer el proceso de reconocimiento de ciudadanía a los hijos de estadounidenses nacidos en el extranjero, una política que impacta –entre otros grupos– a miembros de las fuerzas armadas y personal diplomático.

Un funcionario de la agencia reconoció en conferencia telefónica que la decisión puede resultar polémica, pero que solamente se estaba “empatando la regla” a disposiciones del Departamento de Estados al momento de de solicitar un pasaporte para los descendientes de estadounidenses que residen en el extranjero.

“La idea de que esta política impacta negativamente o les quita algo es incorrecta”, dijo el funcionario. “Vale la pena repetir que esto afecta a un número muy pequeño de personas y que tienen otro medio de obtener la ciudadanía para sus hijos”.

Este miércoles, la oficina que tiene como director interino a Ken Cuccinelli informó que a partir del 29 de octubre implementará una nueva regla que endurece el requisito de “residencia” en el país a un estadounidense al momento de reclamar su ciudadanía.

La norma aplicaría, por ejemplo, a los hijos de empleados del gobierno de los Estados Unidos y de las fuerzas armadas que residen fuera del país y explica la distinción de “residencia” y “presencia física” en la nación, al tiempo de que ya no consideraría a los hijos de estadounidense nacidos en el extranjero como “residentes” para adquirir la ciudadanía.

“El término residencia no debe confundirse con la presencia física, que se refiere a la actual tiempo que una persona está en los Estados Unidos, independientemente de si tiene una residencia en el Estados Unidos”, indica la regla establecida en la PA-2019-05. “No hay un período de tiempo específico de residencia requerida para adquirir la ciudadanía cuando un niño de dos padres estadounidenses nace fuera del país”.

El representante Don Beyer (D-VA) criticó la medida, al considerar que era una traición a los miembros de las Fuerzas Armadas, incluso señaló que él nació en Europa mientras su padre estaba en servicio.

“Nací en Europa mientras mi padre estaba desplegado ahí durante su servicio militar”, indicó. “Negar la ciudadanía a los hijos de gente que sirve alrededor del mundo para mantenernos a salvo es una insensible traición a los valores de nuestra milicia y a los empleados de nuestro gobierno”.

En la conferencia de prensa, el funcionario de USCIS afirmó que la medida “no niega la ciudanía a los hijos de militares desplegados en el extranjero”, pero reconoció que complica el papeleo para reconocer que son estadounidense.

Incluso señaló que afecta a “una muy pequeña población” y afirmó que son entre 20 y 25 los casos que se presentan anualmente, según las estadísticias de la agencia.

“Esta actualización de la política no afecta a quién nace ciudadano estadounidense, punto”, defendió la agencia en un comunicado. “Esto solo afecta a los niños que nacieron fuera de los Estados Unidos y que no eran ciudadanos estadounidenses. Esto NO afecta la ciudadanía por derecho de nacimiento. Esta actualización de la política no niega la ciudadanía a los hijos de empleados del gobierno de EEUU o miembros de las fuerzas armadas nacidos en el extranjero“.

Otra voz crítica fue la del representante de California, Salud Carbajal, quien es ciudadano naturalizado y veterano.

“Despreciable. A medida que las familias de todo el mundo hacen sacrificios increíbles para servir a nuestro país, esto socava nuestro reclutamiento y preparación”, expresó. “Soy veterano y ciudadano naturalizado. Entiendo el peso de esta decisión. No dejaremos que esto permanezca”.

USCIS aclaró los siguientes casos:

  • Los niños nacidos en el extranjero de al menos un padre ciudadano estadounidense no se verán afectados, aunque sus padres tendrán que demostrar su propia ciudadanía y residencia en el país, lo que aumentará el papeleo, para obtener un pasaporte para un niño. El menor no tendrá que establecer su residencia en el país por separado.
  • Aquellos niños extranjeros adoptados deberán tener el patrocinio de al menos uno de sus padres para que obtenga la Residencia Permanente y luego pueda recibir su certificado de ciudadanía.
  • En otros casos, aquel personal en servicio que tiene “green card” y tienen un hijo fuera de los EEUU deberán presentar un formulario para establecer la Residencia Permanente.
  • Los niños con un padre estadounidense y un portador de “green card” nacidos en EEUU obtienen la ciudadanía automáticamente.