Afeitarse “ahí” no aumenta el riesgo de contraer clamidia o gonorrea

Esta duda frecuente sobre la salud sexual ha quedado finalmente esclarecida
Afeitarse “ahí” no aumenta el riesgo de contraer clamidia o gonorrea
Las mujeres se afeitan por higiene o por estética.
Foto: Shutterstock

Durante años ha sobrevivido el mito de que depilarse o afeitarse el vello púbico aumenta el riesgo de contraer clamidia o gonorrea, pero investigadores de la Universidad Estatal de Ohio finalmente han desmentido esta supuesta conexión.

Prescindir parcial o totalmente del vello púbico no incrementa las posibilidades de contagiarse de alguna infección de transmisión sexual (ITS), pues este hábito estético o de limpieza no tiene relación con dichas enfermedades.

Los investigadores analizaron cualquier vínculo posible entre la depilación y las ITS entre 214 mujeres que participaron en el estudio. Luego de ser cuestionadas sobre sus hábitos de aseo y sexuales, fueron sometidas a pruebas para detectar enfermedades de transmisión sexual.

Hasta un 54 por ciento de ellas se habían depilado de forma extrema, y una gran mayoría se habían arreglado al menos un poco. Sin embargo, sólo el 10 por ciento de las participantes dieron positivo por clamidia o gonorrea.

Al analizar los datos, los expertos no encontraron que las mujeres que se depilaron o afeitaron en extremo, fueran más propensas a sufrir alguna ITS en comparación con las que sólo se arreglaron un poco.

Así que las mujeres pueden continuar con este hábito íntimo, ya sea por higiene o por estética, sin preocuparse de que su rutina les condicione a contraer alguna enfermedad. Obviamente, independientemente de ello, deben tomar las medidas necesarias de sexo seguro para evitar el contagio de alguna ITS.