“Escuche, acabo de matar a mi esposa y a mi amigo porque dormían juntos”

Las espeluznantes llamadas al 911 en un caso de doble asesinato y suicido
“Escuche, acabo de matar a mi esposa y a mi amigo porque dormían juntos”
Los protagonistas del triángulo amoroso.
Foto: Facebook, Sumnistrada

Autoridades de Edmond, Oklahoma revelaron el jueves el contenido de las llamadas al 911 de un caso de doble asesinato y suicido ocurrido el viernes pasado.

La primera llamada se dio a la 1:51 a.m. y fue realizada por el tirador.

“Escuche cuidadosamente. Muy cuidadosamente. Mi nombre es Scott Garber. Acabo de matar a mi esposa y mi amigo porque dormían juntos. Mi hija de 11 años está en la casa. Estoy en el jardín delantero. Para cuando llegues aquí, estaré muerto”, dijo el sujeto de 43 años al operador del 911 cuando notificó que había baleado mortalmente a  Sarah Semlar, de 30 años, y a Adam Crawford, de 29.

El hombre, que al parecer era miembro de las fuerzas militares, dio instrucciones para recoger tres cuerpos y llamar a sus padres para que tomaran custodia de su hija. El operador pregunta cómo los mató.

Apuñaló a su esposo por mirar en la calle a otra mujer

“Les disparé, cuando los policías vengan estaré muerto en el jardín porque me voy a volar los sesos”, dijo Garber.

Los agentes llegaron a la escena y evidentemente encontraron a Garber muerto en el jardín. Al entrar a la casa vieron los cuerpos de Semlar y Crawford en la sala. La hija fue hallada sana y salva en un closet y contó que oyó seis disparos.

La segunda llamada

El segundo llamado de emergencia fue registrado a la 1:52 a.m. En este caso la persona que se comunicó con el 911 fue una amistad de Semlar.

“Estaba hablando con alguien en el teléfono, ella está tratando de dejar a su novio y de repente oigo que grita ‘por dios, tiene una pistola'”, dijo la persona al operador del 911, quien de inmediato pide datos sobre el domicilio de la mujer en peligro además de sugerir que tenga cuidado si sus planes son ir a la vivienda. (Leer las transcripciones completas de las llamadas).

Policía ya sabía de los problemas

James Hamm, sargento de la Policía, dijo que el 24 de agosto agentes fueron a la misma residencia por una disputa doméstica. En esa ocasión Garber se encerró en una habitación mientras que Semlar y Crawford optaron por irse de la vivienda.

En ese momento se supo que Crawford era amigo de la pareja y que algunas veces pasaba la noche en la vivienda.