Mónica Naranjo, la famosa que declaró “volverse loca al acostarse con mujeres”, está enamorada otra vez

Extrovertida y sensual
Mónica Naranjo, la famosa que declaró “volverse loca al acostarse con mujeres”, está enamorada otra vez
Mónica Naranjo.
Foto: Carlos Alvarez/Getty Images

Tras quince años de matrimonio y con un hijo en común, la pareja formada por la cantante Mónica Naranjo y el representante de artistas Óscar Tarruella anunciaba en julio del año pasado su separación y, por otro lado, su disposición a seguir colaborando profesionalmente al tiempo que criaban juntos al joven Aitor, a quien la intérprete adoptó en los inicios de su matrimonio con el también productor.

Desde entonces, escasas han sido las ocasiones en que la artista se ha pronunciado sobre su vida sentimental. Probablemente, la más destacada de ellas se produjo el pasado mes de marzo en una sincera conversación con la revista Shangay, en la que la diva quiso profundizar en su bisexualidad y, sobre todo, en las sensaciones que le invadían cada vez que se acostaba con una mujer.

Ese carácter ocasionalmente discreto explicaría ahora que la estrella de la música prefiera no confirmar o desmentir el romance que se le atribuye con el escritor Laín García Calvo, de indudable atractivo físico y conocido por el éxito cosechado por varios de sus libros de autoayuda. Según la revista Semana, ambos se conocerían desde hace un par de años y, tras un tiempo prudencial, habrían optado por llevar su vínculo a un nivel superior.
Como se desprende de su propio perfil de Instagram, Mónica Naranjo ya demostró en 2017 que ella misma se contaba entre los cientos de miles de lectores que ha venido acumulando el autor catalán en tiempos recientes, hasta el punto de promocionar abiertamente la entonces última guía de Laín, llamada ‘La voz de tu alma’, entre los internautas.

“En Ibiza, escuchando [el audiolibro de] ‘La voz de tu alma’. ¡Recomendadísimo! Descubre más sobre Laín en este enlace”, escribía la ‘pantera de Figueras’ hace dos veranos junto a una imagen que la retrataba sonriente y posando con el mencionado libro.