¿Cuál es la manera correcta de dar baños de sol a tu bebé recién nacido?

Si eres padre primerizo, los baños de sol para tu bebé son tan importantes como la leche materna
¿Cuál es la manera correcta de dar baños de sol a tu bebé recién nacido?
Foto: unsplash

Aunque la palabra “baños” a primera instancia sea una rara combinación con la palabra “sol”, los beneficios que recibe el niño por parte de esta estrella luminosa son tan eficaces como una tina con agua caliente cuando estás agotado.

Y es que un máximo de 10 minutos al día que le permitas a tu bebé frente al sol, lo ayudará a aumentar los niveles de vitamina D en su organismo, que a su vez, mantendrá el calcio necesario para sus huesos.

Entonces, ¿cuál es la mejor manera para que tu bebé reciba los beneficios del sol? Presta mucha atención:

  • Aprovecha las primeras horas de la mañana (entre 7 am y 9 am) y las últimas horas de la tarde (después de la 4pm) cuando el sol no está fuerte, ya que puede insolarse.
  • No excedas los 10 minutos, volteando el bebé de frente y de espalda.
  • Lo puedes colocar sin ropa, pero usando pañal y algo que cubra sus ojos, para que el sol no penetre en estas zonas delicadas. Sino, colócale ropa fresca, con tela de algodón y de color claro.
  • Escoge un lugar donde no pegue brisa, solo sol. El bebé podría resfriarse.
  • No uses bloqueador solar, no es necesario. Además, estos productos pueden irritar al bebé.
baños de sol
Foto: Shutterstock

Hasta aquí para algunos padres esto parecerá absurdo, pero el sol es muy importante durante al menos los primeros 6 meses del bebé. Un niño con bajo nivel de vitamina D puede padecer ictericia, coloración amarillenta en la piel.

La vitamina D además es necesaria para evitar raquitismo en los niños, lo que es igual a tener huesos quebradizos o blandos. Y esto es gracias a que aumenta la densidad mineral ósea.

¿Notas que sí es importante la vitamina D que recibe el bebé a través del sol? Cuando esté más grande puedes brindarle vitamina D a través de alimentos, como: la sardina, el yogur, la yema del huevo, la mantequilla, el atún, los cereales y más.