Compensación a rescatistas todavía es un reto luego de 18 años del 9/11

La extensión de los fondos para ayudar a las víctimas coincide con nuevos estudios científicos que advierten de más enfermos en el futuro por la inhalación del polvo de los escombros
Compensación a rescatistas todavía es un reto luego de 18 años del 9/11
Las secuelas en la salud de los bomberos del 9/11 sigue en el centro de debates científicos
Foto: ARCHIVO / archivo

Este miércoles se cumplen 18 años del ataque terrorista contra las Torres Gemelas, pero a pesar que han pasado casi dos décadas de los atentados, la muerte y las enfermedades causada por la exposición a materiales tóxicos, es todavía un fantasma que persigue a miles de rescatistas, como también lo sigue siendo el desafío de compensar económicamente a estas víctimas.

Este año, previo a la conmemoración del atentado terrorista, surgieron varias coincidencias: aumentó a 200 la cifra muertes de funcionarios del Departamento de Bomberos de Nueva York (NYFD) por enfermedades asociadas con el 9/11, pero también se logró la aprobación de una ley que extiende el plazo de compensación de las víctimas hasta el 2090.

La Ley de Autorización Permanente (VCF) denominada como “Nunca olvidemos a los héroes”, aprobada por el Congreso y firmada por el presidente Trump el pasado julio, extiende los plazos de reclamo y garantiza más fondos para aliviar económicamente a funcionarios, socorristas y civiles que sufrieron las consecuencias de haber inhalado polvo producto del colapso de los edificios en el Bajo Manhattan.

La senadora por Nueva York Kirsten Gillibrand, una de las promotoras más intensas de la VCF, aseguró que “nuestros socorristas del 11 de Septiembre, están enfermos, están muriendo y ya habían tenido que pasar demasiado tiempo viajando a Washington y luchando para convencer a los miembros del Congreso, para que este fondo de compensación sea permanente. Esto es lo correcto”.

Estiman más enfermos a largo plazo

En la víspera de la conmemoración de casi dos décadas del peor atentado terrorista en la historia de Estados Unidos, en la ciudad de Nueva York se valora la gran recuperación urbanística de la zona de Manhattan que fue blanco del ataque, pero también se siente preocupación por nuevos hallazgos científicos sobre la salud de los rescatistas.

Un análisis publicado en el Journal of the American Medical Association (JAMA) comentado por medios locales, hizo seguimiento a los cuadros de salud de 9,796 bomberos desde el 11 de Septiembre, y determinó que “las tasas de incidencia de enfermedades cardiovasculares fueron más altas para los bomberos con mayor exposición al World Trade Center. Tanto los que llegaron de inmediato, como los que estuvieron durante seis o más meses en el sitio de los escombros”.

Pero lo más preocupante que detalla el estudio, cuyo autor incluye al Director médico del Departamento de Bomberos de Nueva York (NYFD), David Prezant, es que asociaron “un riesgo elevado de enfermedad cardiovascular a largo plazo”, lo que implicará que sigan registrándose más enfermos.

Y es por ello que la recién aprobación de la ley VCF es una buena noticia para los que sigan enfermando en el futuro. Y es que para inicios de este año, los fondos de compensación médica a las víctimas se habían reducido. En mayo más de 40,000 personas habían hecho solicitudes y cerca de 19,000 casos estaban pendientes. Se estimaba que para diciembre de 2020, se terminaría el presupuesto para dar alivio a miles de afectados.

Pero el nuevo paquete legal también significa una buena noticia para quienes como víctimas en el pasado sufrieron las reducciones de recursos, pues se abre un compás para que puedan solicitar compensaciones adicionales, de acuerdo con cada caso.

De conformidad con la nueva Ley, se exige que se emitan estos pagos en el primer año fiscal que comienza después de la promulgación de la VCF, que es el año fiscal 2020 del gobierno, que comienza el 1 de octubre de 2019.

La congresista neoyorquina Carolyn Maloney, valoró el logro legislativo de haber aprobado esta ley que garantiza más recursos a este fondo, justamente en momentos en los cuales los hallazgos científicos siguen dando cuenta que la exposición a ciertos productos tóxicos, seguirá pasando factura a la salud de los rescatistas, con el paso del tiempo.

“Merecen saber que su atención médica y compensación siempre estarán allí, cuando lo necesiten, y que nuestro país siempre los respalde. Es lo menos que puede hacer una nación agradecida “, expresó.

Hasta el 31 de agosto de 2019, 24,907 demandas elegibles para compensación han sido registradas por el Fondo de Compensación de Víctimas del 11 de Septiembre.

Enfermedades luego del  9/11

  • 19% más de probabilidades de desarrollar cáncer en comparación con el resto de los sus compañeros tienen los bomberos que trabajaron en el 9/11, y un 10% más que la población en general, de acuerdo con un reporte de 2011 de la revista The Lancet.
  • 2018 fue el año en que un informe de JAMA encontró que es más probable que los veteranos que participaron en acciones de rescate del 9/11 desarrollen mieloma múltiple, un tipo de cáncer sanguíneo. Ya este año, se revelaba la mayor incidencia de cáncer de cabeza y cuello entre los trabajadores de servicios de emergencia.
  • 50% (7 de 14) de los funcionarios de FDNY que actuaron en el 9/11, blancos y varones, que recibieron un diagnóstico de mieloma múltiple del 12 de septiembre de 2001 al 1 de julio de 2017, fue de un tipo muy agresivo, revela el mismo informe.
  • 10 a 20 años de latencia tienen muchas otras enfermedades relacionadas con la inhalación de productos tóxicos producto del ataque de las Torres Gemelas, lo que significa que algunos de los posibles impactos en la salud de la tragedia aún están por venir.
  • 60 años es la edad promedio en donde se observa con mayor frecuencia las posibilidades de desarrollar mieloma múltiple.

¿Cómo obtener información acerca de compensaciones?

  • En el portal https://www.vcf.gov/espanol.html usted encontrará todos los detalles preliminares para evaluar si inicialmente aplica para ser compensado por daños a su salud como consecuencia de los ataques terroristas del 11 de septiembre.
  • Los formularios de elegibilidad, compensación, lesiones personales y personas difuntas se han combinado en un único formulario nuevo y simplificado.
  • Si usted necesita ayuda para navegar la página web o con la presentación de su reclamo, puede llamar a la Línea de Asistencia gratuita al 1-855-885-1555
  • Llame al 1-855-885-1558 si usted tiene problemas de audición.
  • El personal de habla hispana está disponible para responder sus preguntas de lunes a viernes desde las 8:30 a.m. hasta las 5:00 p.m.