Una ‘fuerza de tarea’: ¿la solución a los problemas de NYCHA?

El Defensor del Pueblo de la Gran Manzana presenta un proyecto de ley para crear un grupo de trabajo especial
Una ‘fuerza de tarea’: ¿la solución a los problemas de NYCHA?
La propuesta de Williams se da a conocer a la vez que se reporta que NYCHA ha fallado en atender las quejas de moho en miles de apartamentos.
Foto: NYDN POOL / NYDN POOL

Los inquilinos de los complejos residenciales de NYCHA viven en un círculo vicioso. Este comienza con las denuncias de problemas en los apartamentos, sigue con la respuesta de las autoridades sobre las soluciones que implementarán, y termina con que las mismas averías vuelven a repetirse semanas o meses más tarde, una y otra vez.

Y cuando muchos arrendatarios ya han perdido las esperanzas en que la Autoridad de Vivienda Pública (NYCHA) pueda solucionar sus problemas, este jueves el defensor del pueblo de la ciudad de Nueva York Jumaane Williams presentó ante el Concejo Municipal un proyecto de ley para crear un ‘task force’, para buscar remedios definitivos a los males que aquejan a los ‘proyectos’.

“Durante décadas, NYCHA ha abdicado por completo de su responsabilidad con sus residentes, lo que ha llevado a condiciones deplorables en las instalaciones de vivienda pública de nuestra ciudad. Es hora de que el gobierno comience a hacer cosas con las comunidades, al traer las voces de los residentes a la mesa”, indicó Williams al presentar su proyecto.

El Defensor del Pueblo agregó que encontrar las soluciones “que realmente resuelvan los problemas profundamente arraigados de NYCHA, es exactamente la función principal de este grupo de trabajo. Espero trabajar con el Concejo y los residentes para lograr este importante esfuerzo”.

Uno de los puntos principales de la propuesta de Williams es que este grupo de trabajo podrá recomendar cambios en las políticas de NYCHA, para permitir una mayor participación y compromiso de los inquilinos.

En total el grupo estará compuesto por nueve miembros: dos nombrados por el Alcalde, dos por el presidente del Concejo Municipal, dos por la Defensoría del Pueblo, uno nombrado por el presidente de NYCHA, uno por el vicepresidente de participación comunitaria de las viviendas públicas y uno nombrado por el monitor federal que supervisa a NYCHA.

Algunos arrendatarios como Jazmín Acevedo, una puertorriqueña que lleva 15 años viviendo en un complejo de vivienda en Brooklyn, se mostró complacida con que se sigan presentando más planes para solucionar los problemas, aunque expresó su desacuerdo con algunos puntos del proyecto. “No me parece que no se nombre a la gente que vive aquí, si somos nosotros los que mejor que nadie sabemos lo que estamos pasando”.

Y aunque el grupo no incluye entre sus integrantes a inquilinos, la Defensoría asegura que estos estarán bien representados. Además, insiste en que los residentes estarán empoderados con la oportunidad de tener voz y voto a la hora de analizar cómo mejorar las condiciones de vidas en sus apartamentos.

Los complejos de NYCHA, donde residen alrededor de 400,000 neoyorquinos, un 41% de ellos de origen hispano, están plagados de desperfectos, incluyendo algunos que ponen en riesgo la salud de los inquilinos como la presencia de plomo y moho en las paredes y techos.

“Hemos visto un aumento en las condiciones deplorables y peligrosas en estos apartamentos, sin un plan adecuado para solucionar la situación”, indicó William Gerlich, el vocero del Defensor del Pueblo, a medios locales. El funcionario agregó que lo que “no hemos visto es que se escuche la voz de los residentes a la hora de implementar las ‘supuestas’ soluciones”.

El grupo de trabajo se reunirá al menos trimestralmente y publicará informes anuales que identificarán las principales preocupaciones de los residentes, explorará el progreso de NYCHA para abordar problemas específicos y hará recomendaciones para abordar las preocupaciones de los residentes.

Fallan en resolver problemas de moho

La propuesta del Defensor del Pueblo se da a conocer exactamente a la vez que se revelan documentos de la corte en los cuales se demuestra que NYCHA ha fallado en resolver aproximadamente 60,000 quejas sobre la presencia de moho.

Los documentos forman parte de un pleito legal que envuelve a inquilinos que han demandado a la Administración De Blasio por las pésimas condiciones en sus viviendas. En estos se demuestra que entre el pasado 1 de mayo y el 31 de julio NYCHA abrió 100,760 órdenes de reparaciones luego de recibir las quejas, de las cuales solo solucionó 40,859.

Esta demanda sobre la presencia de moho data del 2013, pero los datos apenas fueron revelados por el recientemente nombrado monitor federal independiente que fue impuesto por un juez federal para que supervise las acciones de la agencia.