Una nueva tormenta castiga las Bahamas y podría convertirse en huracán de camino a Estados Unidos

Son más de 2,000 las personas desaparecidas tras el embate de Dorian en la zona

Una nueva tormenta castiga las Bahamas y podría convertirse en huracán de camino a Estados Unidos
Una de las dos ondas tropicales, que podría convertirse en huracán, se dirige hacia Florida.
Foto: (Centro Nacional de Huracanes)

Hace apenas dos días, se dirigían hacia territorio estadounidense tres ondas tropicales. La buena noticia, hoy jueves, es que ya son solo dos. La mala es que una de ellas podría convertirse en huracán y tomar tierra en Florida.

Nos encontramos en la peor etapa de la temporada de huracanes, pero aun así la formación de esta tormenta ha tomado por sorpresa a los meteorólogos.

El martes era solo una perturbación tropical, se encontraba al norte de la República Dominicana, y el Centro Nacional de Huracanes le otorgaba una posibilidad entre tres de ganar fuerza como depresión.

Se esperaba que dejara lluvias fuertes en las Bahamas (castigadas ya duramente por el huracán Dorian) y en Florida, pasando luego al Golfo de México donde podría fortalecerse (las aguas cálidas alimentan huracanes; por ello el cambio climático está provocando tormentas cada vez más potentes y destructivas).

Este jueves, el Centro Nacional de Huracanes le otorga un 80% de posibilidades de convertirse en depresión o tormenta tropical, y advierte de que podría iniciar sus alertas de ciclón hoy mismo. Se dirige hacia Florida a entre cinco y 10 millas por hora, a través de las Bahamas, con fuertes vientos y lluvias que afectarán a las zonas devastadas por Dorian (hay hasta 2,000 personas aún desparecidas).

El meteorólogo John Morales ha pronosticado que no pasará de tormenta tropical débil cuando llegue a Florida, si es que llega, y no se espera que sea un “un ciclón fuerte”.

El meteorólogo Ryan Maue informa además de que el modelo de predicción conocido como europeo (ECMWF es su nombre), que últimamente parece ser algo más preciso que el utilizado por el Centro Nacional de Huracanes, prevé ahora que la tormenta gire para evitar la península (y el golfo de México), siguiendo una ruta similar a la de Dorian bordeando la costa Este, y convirtiéndose en un “poderoso huracán” en de tres a cinco días.

https://twitter.com/RyanMaue/status/1172096454644699136

https://twitter.com/RyanMaue/status/1172096009259945985

Añade además que, a principios de la semana que viene, se estaría formando una tormenta en el norte del Caribe con potencial para convertirse también en un poderoso huracán.

https://twitter.com/RyanMaue/status/1172102524276486145

En la lejanía, aún cerca de las costas africanas, se encuentra otra onda tropical que viajaría hacia el mar del Caribe con posibilidades crecientes (ahora son del 40%, el doble que hace dos días) de tornarse en tormenta o huracán.

La temporada de huracanes en el océano Atlántico comienza el 15 de mayo y acaba oficialmente el 30 de noviembre (aunque en ocasiones hay tormentas antes y después, el clima no sabe de calendarios oficiales).

El momento crítico se alcanza, sin embargo, alrededor del 10 de septiembre, según los registros del último siglo.

Para este año, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOOA, en inglés) ha predecido una actividad ligeramente por encima de la media, con entre 10 y 17 tormentas tropicales, entre ellas 5 y 9 huracanes, y de ellos entre 2 y 4 de categoría superior (con vientos de más de 111 millas por hora).

La actividad hasta ahora ha sido normal, con siete tormentas, y entre ellas dos huracanes y uno, Dorian, de categoría superior (llego a tener vientos de 150 millas por hora).