Olvídense de lavarse el rostro por las mañanas… dice Salma Hayek

Tips de los famosos
Olvídense de lavarse el rostro por las mañanas… dice Salma Hayek
Salma Hayek no se lava la cara por las mañanas.
Foto: Alberto E. Rodriguez / Getty Images

Sí, muchas de nosotras necesitamos en la mañana ese chorro de agua fría como medida urgente para despertarnos de una vez por todas, pero siento decirles amigas que eso ya se terminó si quieren lucir espléndida como Salma. Según comenta la actriz mexicana, este milagroso truco lo aprendió de su abuela. ¡Bendita abuela! No se me alteren porque es bien sencillo, se trata de cambiar nuestro hábito de lavarnos el rostro por las noches para hacer que la piel recupere todos los activos y nutrientes durante el día, ¿pueden creerlo? Así que una tarea menos por la mañana.

Eso sí, Salma Hayek asegura que la limpieza nocturna debe ser profunda y dedicarle unos cuantos minutos. La mexicana dice que utiliza aceite de coco que le ayuda a retirar los restos de maquillaje, agua de rosas a modo de tónico para cerrar los poros y calmar la piel, y una crema limpiadora de manzanilla. Además, nunca olvida ponerse su crema hidratante sobre la piel del rostro y unas gotas de aceite. Para finalizar, vaporiza agua fría sobre su piel. Amigas, hay trabajo que hacer, así que por favor empiecen poquito a poco y pronto verán los resultados.

¡Truco casero!

La actriz se atreve con el #multimasking y ella misma prepara con sus manitas una mascarilla con hibisco, zumo de frutas y vegetales que mezcla con avena, agua, leche de almendras y miel para dejar su piel mucho más limpia y suave. ¡Suena y sabe muy rico y mejor aún en nuestros rostros para lucir divinas! Para nutrir la piel de su cuerpo, asegura que es muy importante tomar jugos para limpiar el organismo.

Y ustedes se estarán preguntando, ¿y qué me dice de sus curvas? ¿Qué es lo que come para estar tan linda a sus 53 años? Salma Hayek ama el submarinismo y la vida bajo el mar, pero reconoce que no le motiva hacer ejercicio físico. ¿Cómo es eso? También asegura que no es disciplinada a la hora de meterse comida en la boca, su única regla es no comer carne todos los días sino de manera alterna. La comida cruda una vez al día forma parte también de su dieta.

¡Apúrense!