Freno a la subida de precio del petróleo

Arabia Saudí normalizará la producción de crudo a fin de mes
Freno a la subida de precio del petróleo
Los ataques a la producción petrolera de Arabia Saudí son una incertidumbre más que unir al análisis económico./Archivo
Foto: Shutterstock

El Gobierno de Arabia Saudí se comprometió el martes a que la producción de petróleo se normalizara antes de fin de mes tras los ataques sufridos el pasado fin de semana. Fue un bálsamo para unos mercados que pusieron el freno a la cotización al alza del crudo registrada el lunes.

El barril WTI se cotizaba ayer a $59.03 algo más de un 6% por debajo de su precio el día anterior. Antes de los ataques la cotización rondaba los $54. En similar porcentaje bajó de precio el barril Brent.

La recuperación de las instalaciones bombardeadas es un alivio para unas perspectivas económicas que suman ahora la incertidumbre geoestratégica de esta zona del mundo a su análisis. Una subida en el precio del petróleo, y con ello la gasolina, haría crecer la inflación lo que pararía en seco la actual política monetaria de la Reserva Federal –Fed–de bajar las tasas de interés.

La Fed está reunida desde el martes y se espera que el miércoles anuncie otra bajada de tasas de interés. Sería la segunda para dejar el precio del dinero en 1,75% a 2% para estimular una economía que pierde fuerza pero sigue creciendo. Curiosamente las tasas de interés a corto plazo que decreta la Fed han estado desde hace semanas por debajo de las del largo plazo influidas por la evolución de las tasas del rendimiento de la deuda del Tesoro a 10 años.

Esta situación, conocida como la inversión de la curva siempre ha precedido a una recesión.

El lunes, temporalmente, el mercado de corto plazo registró un fuerte aumento de las tasas de interés por falta de liquidez que exigió la intervención de la Reserva Federal de Nueva York que puso en circulación en el mercado unos $53,000 millones para remediar esta anomalía que se percibe como técnica pero que en 2008 fue una de las zonas cero de la implosión económica.