Tres muertos y cuatro hospitalizados en una misma noche. Todos llevaban una pulsera naranja

Las pulseras fueron claves para determinar la causa de las muertes
Tres muertos y cuatro hospitalizados en una misma noche. Todos llevaban una pulsera naranja
La policía determinó que los siete hombres habían tomado una sobredosis de droga.
Foto: Getty Images

Tres hombres de mediana edad murieron en la madrugada de este domingo durante una fiesta en Pittsburgh, Pennsylvania. Otros cuatro continúan hospitalizados con diferentes niveles de gravedad. Todo apunta a que la razón fue la ingesta de una sobredosis de droga.

Las autoridades encontraron un denominador común en las siete personas afectadas. Todas ellas llevaban pulseras de papel color naranja que indicaba que habían estado juntas en el mismo lugar y que podía ofrecer otras pistas, según el director de Seguridad Pública de Pittsburgh, Wendell Hissrich.

“Todas las víctimas […] parecen haber ido después a una segunda ubicación en una propiedad privada donde aparentemente tomaron una sobredosis de droga“, dijo la policía de Pittsburgh. “Todos tomaron los narcóticos al mismo tiempo y en el mismo lugar”, explicó el cuerpo policial al tiempo que advertía sobre cuán rápido puede matar una droga.

Un hombre inconsciente en el ascensor de un complejo de apartamentos fue la primera víctima a la que atendieron las autoridades. Murió en el lugar en el que lo encontraron. Poco después, los paramédicos asistieron a otro hombre todavía “algo consciente” en la calle, a unas cuadras de distancia y lo trasladaron a un hospital cercano, según Hissrich.

Siguiendo el rastro de ambas víctimas, las autoridades llegaron a un apartamento donde habían cinco hombres más con los mismos síntomas de sobredosis que los anteriores. Los siete, que tenían entre 30 y 50 años, se drogaron presumiblemente en ese apartamento.

“Para ser claros, esto no parece haber sido un caso de una droga que se distribuye en gran volumen y que podía haber afectado a más personas. Parece haber sido un caso aislado en una sola ubicación“, determinó el vocero de la policía de Pittsburgh, Chris Togneri.

Togneri, según CNN, pidió a “cualquiera que haya asistido a un evento con pulseras naranjas que se ponga en contacto con la policía” aunque aclaró aclaró que no tienen que preocuparse por su salud por el simple hecho de haber ido a la fiesta.


ICE podrá encerrar a cientos de niños y padres inmigrantes más

Estadounidense llevaba a 53 inmigrantes hispanos hacinados en su camión a 105 grados

FBI investiga el misterio de los ataques contra iglesias texanas a las que asisten latinos