Cubano recibe asilo político tras llegar a EEUU escondido en un avión

"El que no se arriesga no gana", dijo el inmigrante Yunier García Duarte

Cubano recibe asilo político tras llegar a EEUU escondido en un avión
Esta fotografía de archivo muestra la parte inferior de un avión comercial.
Foto: Shutterstock

MIAMI – Un hombre cubano que en agosto pasado consiguió llegar a Estados Unidos escondido en un avión comercial ha recibido asilo político gracias a la moción de un juez de inmigración. El inmigrante responde al nombre de Yunier García Duarte y tiene 26 años. 

El polizón fue descubierto el pasado 15 de agosto entre la carga de un avión de la compañía Swift que llegó al Aeropuerto Internacional de Miami desde La Habana. En ese momento el hombre fue detenido.

Su abogado Wilfredo Allen explicó que basó la solicitud de asilo en el argumento de que si era deportado a Cuba sufriría persecución.

La Fiscalía, que anunció que apelará, ha argumentado que García Duarte había cometido un delito y debía ser juzgado en la isla.

El asilo político es la única opción que tenía el joven para quedarse en Estados Unidos, donde tiene varios familiares.

En unas declaraciones a la cadena Telemundo en agosto, el polizón explicó que trabajaba en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana cargando el equipaje y que eso le sirvió para acceder al avión, donde “apenas” pudo “respirar” durante el vuelo.

“El que no se arriesga no gana”, agregó este joven que dijo haberse subido al avión porque Estados Unidos “es un país de derechos humanos” y respetuoso de la ley.

En enero de 2017, el entonces presidente de EEUU, Barack Obama (2009-2017), canceló la política “pies mojados/pies secos” decretada en 1995, mediante la cual los cubanos que tocaban territorio eran favorecidos con la Ley de Ajuste Cubano y podían quedarse en el país e incluso obtener residencia permanente, mientras los otros eran deportados a la isla.

Poco antes, en el Estrecho de Florida se registró una inusual llegada de inmigrantes provenientes de ese país, en vista de que muchos anticiparon el fin de “pies mojados/pies secos”, ola migratoria que ha decaído en los últimos años.

Tras la cancelación de la política, el cruce de los llamados “balseros” se redujo notablemente y se volvieron más inusuales, pero este año son cada vez más frecuentes los cruces de cubanos en el Estrecho de Florida.