Reese Witherspoon testificará en el juicio por maltrato contra su ex, Ryan Phillippe

Parece que el actor podría estar involucrado en graves problemas legales
Reese Witherspoon testificará en el juicio por maltrato contra su ex, Ryan Phillippe
Reese Witherspoon.
Foto: Getty Images

El próximo 15 de octubre comenzará el juicio contra el actor Ryan Phillippe por la denuncia que una ex novia suya llamada Elsie Hewitt interpuso en su contra en 2017, acusándole de golpearla y tirarla por un tramo de escaleras durante una pelea nocturna que tuvo lugar el 4 de julio.

Aunque el equipo legal del intérprete intentó por todos los medios bloquear las peticiones de la acusación para que su ex mujer Reese Witherspoon -con quien tiene dos hijos de 20 y 15 años- compareciera durante el proceso, finalmente la famosa actriz será citada durante el juicio como testigo junto a otra ex pareja de su ex marido. En la actualidad Reese está casada con Jim Toth, con quien tuvo a su tercer retoño en 2012.

Ryan ha mantenido su inocencia en todo momento, asegurando que solo actuó en defensa propia cuando su entonces pareja se coló supuestamente en su casa de noche, mientras él estaba acompañado de otra mujer, e intentó entrar por la fuerza en su dormitorio a pesar de que él le intentó bloquear el paso y le pidió en repetidas ocasiones que se marchara. Según su testimonio, horas antes ambos habían mantenido una acalorada discusión antes de acudir a una fiesta en Malibú por el revelador atuendo que se había puesto Elsie y que el actor desaprobaba por miedo a que los paparazzi les fotografiaran juntos y sus hijos acabaran viendo alguna imagen suya acompañado de una “joven semidesnuda”. Ese habría sido el motivo por el que se separaron a lo largo de la velada y él regresó a su hogar con otra acompañante.

Sin embargo, Ellie sostiene que había avisado a Ryan de que acudiría a la vivienda esa misma noche para recoger sus pertenencias y que cuando se presentó allí, acompañada de una amiga que habría presenciado la supuesta agresión, Ryan estaba claramente drogado o borracho y haciendo gala de un comportamiento agresivo.