El violento y oscuro pasado de hispano acusado de matar a 4 desamparados en Chinatown, Nueva York

En el nefasto historial de Randy Santos, figura haberle roto la nariz a su abuelo
El violento y oscuro pasado de hispano acusado de matar a 4 desamparados en Chinatown, Nueva York
Randy Santos enfrenta cuatro cargos de asesinato.
Foto: (Captura / CBS)

Randy Santos, el desamparado acusado por la muerte de otros cuatro sin techo en Chinatown el fin de semana, tiene en su haber una lista de violaciones de ley, dos de las que le costaron un procesamiento criminal.

Reportes de medios como el New York Post indican que el 27 de septiembre, solo una semana antes del fatal ataque por la zona de Bowery en el Bajo Manhattan, el sospechoso, supuestamente golpeó otro hombre que dormía en una banqueta en Chelsea Piers.

Los informes sobre ese incidente apuntan a que el atacante la emprendió contra el desamparado con un palo y lo intentó lanzar al Hudson River. Sin embargo, el afectado batalló contra el agresor y logró escapar. Sufrió heridas leves. Aunque la víctima no pudo identificar al responsable, videos de cámaras de vigilancia supuestamente captaron a Santos a bloques del lugar.

El Departamento de la Policía de Nueva York (NYPD) investiga ese incidente, adicional a los hechos de la madrugada del sábado pasado, en el que un quinto sujeto terminó hospitalizado en condición crítica.

El anterior no es el único hecho criminal previo que se la atribuye a Santos.

El indigente fue sacado en libertad bajo fianza este año gracias a la intervención de una organización sin fines de lucro por un caso en el que acosó a una joven de 19 años frente a su apartamento en Jamaica, Queens.

En ese caso recibió una tarjeta para salir libre de la cárcel.

Oficiales, además, detuvieron al hombre cuando en febrero pasado ingresaba a la estación del Subway de Hoyt-Schermerhorn, en Brooklyn por la salida de emergencia sin pagar.

Al ser trasladado a la comisaría, escupió en el suelo cerca de un sargento.

Por estos incidentes, Santos tiene procesos judiciales abiertos.

Además, al acusado, de 24 años, se le señala por romperle la nariz a su abuelo en un incidente en 2016, de acuerdo con un reporte del Daily News.

El mismo medio informó que Santos ingresó a la residencia familiar y robo un teléfono, cargadores y un reloj.