Estados Unidos paralizó a propósito fondos de ayuda a Puerto Rico para huracanes

Puerto Rico ha recibido solo $1,5 mil millones de $20 mil millones. Estas son las explicaciones de los funcionarios responsables de otorgarlos
Estados Unidos paralizó a propósito fondos de ayuda a Puerto Rico para huracanes
Varias zonas de Puerto Rico quedaron devastadas tras el paso del huracán María.
Foto: Ricardo Arduengo / Getty Images

Dos altos funcionarios del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, en sus siglas en inglés) admitieron en una audiencia en el Congreso esta semana que, a sabiendas, la agencia incumplió una fecha límite legalmente requerida que habría puesto a disposición de Puerto Rico fondos de ayuda para huracanes.

El director financiero de HUD, Irv Dennis, y David Woll, el subsecretario adjunto principal del departamento de planificación y desarrollo de la comunidad, los admitieron este jueves ante un subcomité de Asignaciones de la Cámara.

Los dos dijeron a los desconcertados legisladores que la agencia no cumplió con la fecha límite ordenada por el Congreso para emitir un aviso que habría iniciado un proceso de meses para ayudar a Puerto Rico a obtener miles de millones en fondos federales de vivienda asignados por el Congreso después de que el huracán María devastara la isla en 2017. “HUD no cumplió con la ley”, dijo el representante David Price, en la audiencia.

Se suponía que la agencia de vivienda emitiría avisos de financiación a 18 Estados afectados por desastres el pasado 4 de septiembre. Publicaron todos los avisos excepto el de Puerto Rico. La publicación del aviso habría permitido a Puerto Rico comenzar a redactar un plan que crearía las estructuras necesarias para administrar estos fondos tan necesarios.

Dos años después de María, Puerto Rico recibió un tercio de los aproximadamente $43 mil millones de dólares que el Congreso asignó a los esfuerzos de recuperación de huracanes, como la reconstrucción de decenas de miles de hogares con techos dañados, muchos de ellos todavía cubiertos con lonas azules.

“Las comunidades estadounidenses han estado esperando demasiado tiempo la ayuda de socorro y recuperación”, dijo la representante Nita Lowey, demócrata de Nueva York, y agregó que tales demoras en la financiación eran ilegales.

Woll admitió que HUD “no tenía autoridad legal” para perder ese plazo. Woll y Dennis, al defender por qué HUD se sintió obligado a retrasar la distribución de fondos, se hicieron eco de los puntos de conversación anteriores del Secretario de HUD Ben Carson, el presidente Donald Trump y otros miembros de su administración al citar “presunta corrupción” e “irregularidades fiscales”, así como “la capacidad de Puerto Rico para administrar estos fondos”.

Woll mencionó eventos este verano que llevaron a la renuncia de Ricardo Rosselló como gobernador en medio de protestas masivas provocadas por escándalos políticos, así como la crisis financiera de decadencia de la isla, para justificar la decisión de HUD de detener el proceso de financiación de Puerto Rico.

La representante Katherine Clark, demócrata de Massachusetts, enfatizó que durante los disturbios políticos de Puerto Rico no se emitieron acusaciones contra el secretario de vivienda de la isla, Fernando Gil-Enseñat, o el departamento que dirige, conocido como Vivienda.

Tanto Clark como Woll acordaron que Gil-Enseñat es un “honorable jefe de vivienda”.

Woll también dijo que HUD no cumplió con la fecha límite porque estaba esperando una auditoría de la Oficina del Inspector General de la agencia sobre “la capacidad de Puerto Rico para administrar estos fondos” y el nombramiento de un monitor financiero para supervisar el desembolso de los fondos de vivienda.

Sin embargo, una carta del Inspector General de HUD Rae Oliver Davis a Carson declaró que la oficina nunca dijo que la auditoría “tendría hallazgos serios o significativos” y no recomendó que HUD retenga fondos a Puerto Rico.

“Como dice claramente la carta del Inspector General de HUD, los funcionarios de HUD engañaron al personal del Congreso sobre las conclusiones de la revisión de IG de la capacidad de Vivienda para administrar fondos de recuperación de desastres en un intento de justificar su violación de la ley”, dijo el representante Norma Torres, que mencionó la carta durante la audiencia, dijo a NBC News. “Esto es inaceptable y espero que el departamento analice por qué su personal mintió al Congreso”, añadió.

Jeremy Kirkland, abogado del inspector general de HUD, defendió los comentarios de Davis durante la audiencia, diciendo que la Oficina del Inspector General nunca le dijo a HUD que la revisión de capacidad de Puerto Rico revelaría hallazgos graves que les impedirían emitir un aviso de financiación.

Los funcionarios de HUD han sugerido que la auditoría incluirá revelaciones sobre la capacidad de Puerto Rico para administrar miles de millones de dólares en fondos de ayuda para vivienda y desastres.

Hasta ahora, Puerto Rico ha recibido solo los primeros $1,5 mil millones de dólares de un total de $20 mil millones otorgados a través del Programa de Recuperación por Desastre en Bloque de Desarrollo Comunitario de la agencia, o CDBG-DR, para reparaciones de infraestructura y reconstrucción de viviendas.

Los expertos han anticipado que el flujo de fondos de vivienda se paralizará hasta que HUD designe un monitor financiero para Puerto Rico.

Editado por Pelayo Escandón con información de NBC News