¿Cuántos hijos de “El Chapo” se dedican al narcotráfico en el Cártel de Sinaloa?

El mexicano tiene entre 15 y 24 descendientes conocidos

Iván y Alfredo Guzmán Salazar y Ovidio Guzmán López.
Iván y Alfredo Guzmán Salazar y Ovidio Guzmán López.
Foto: DEA / Agencia Reforma

Debido al número de mujeres que ha tenido, ha sido complicado seguir el conteo de cuántos hijos tiene Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, ya que algunos expertos en el Cártel de Sinaloa indican que son 15 y otros que la cifra podría elevarse a 24.

Según un reporte de VICE News, la mayoría de los descendientes del mexicano que cumple condena en la ADMX de Florence, Colorado, no se dedican al narcotráfico, pero podrían ser más de los cuatro que se reportan.

Iván Archivaldo Guzmán Salazar y Ovidio Guzmán López son conocidos como “Los Chapitos” o “Los Menores”, pero también están sus hermanos Jesús Alfredo Guzmán Salazar y Joaquín Guzmán López, según el reporte del portal que ha dado seguimiento a los miembros del Cártel de Sinalao a partir del juicio de “El Chapo”.

“La mayoría de ellos no están en el negocio del cártel, pero se dice que al menos cuatro son jugadores clave, y han estado evitando continuamente los desafíos a su poder desde el encarcelamiento de su padre”, indica el portal. “Se cree que controlan el tráfico local de drogas en Culiacán, Mazatlán, Guamúchil y otras ciudades de Sinaloa, y utilizan grupos de pistoleros, especialmente uno llamado ‘Los Demonios'”.

A pocos días de que su padre fuera hallado culpable de 10 cargo en su contra, tanto Ovidio, alias “El Ratón” y su hermano Joaquín, alias “El Güero”, fueron acusados formalmente por el DOJ de distribuir cocaína, metanfetamina y marihuana desde México y otros lugares a los Estados Unidos, entre 2008 y 2018.

Aún así, el líder absoluto de esa organización criminal sigue siendo Ismael “El Mayo” Zambada García, quien lo dirigió en sociedad con “El Chapo”.

“Cuando Chapo Guzmán fue extraditado a los Estados Unidos, los Chaptios querían administrar el Cartel de Sinaloa, pero Ismael ‘El Mayo’ Zambada les impidió hacerlo, porque sabía que el cartel sería diezmado”, afirmó Mike Vigil, exjefe de Operaciones Internacionales para la Administración de Control de Drogas.

Agregó que los hijos de Guzmán Loera “nunca se ensuciaron las manos”, pero eran muy buenos “gastando el dinero de su padre” en autos de lujo y AK-47 chapadas en oro.

“Realmente no tienen el respeto de la base del Cartel de Sinaloa”, afirmó, aunque el jueves pasado en Culiacán el mensaje fue distinto, ya que la detención de Ovidio resultó en ataques por varios puntos en la ciudad hasta que fue liberado.

A dos meses de iniciar el juicio contra su padre, la DEA integró a Jesús Alfredo Guzmán Salazar, “Alfredillo”, en su lista de los 10 más buscados.