Tras varios días en coma, este bebé sonrió al reconocer a alguien muy especial

Michael sufrió un paro cardíaco a las 14 semanas de nacido; se aferró a la vida y está en búsqueda de una esperanza

El pequeño Michael tenía tan solo 14 semanas de nacido cuando un problema de salud le hizo caer en un estado de coma durante 5 días, el cual pudo superar. Aquel día será difícil de olvidar en la vida de sus padres, Emma y Stuart Labuschagne, pues el pequeño tuvo una reacción que jamás hubieran imaginado.

La pesadilla comenzó el pasado 16 de marzo cuando en las primeras horas del día se percataron que el pequeño Michael no estaba respirando. De inmediato llamaron a una ambulancia, en donde los paramédicos les informaron que el bebé había sufrido un paro cardíaco, así que lo reanimaron y cuando regresaron sus signos vitales, lo trasladaron a un hospital, en donde le indujeron el coma para evitar un daño cerebral mayor.

Luego de varios estudios, los médicos le diagnosticaron a Michael un fibroma cardíaco, es decir, un pequeño tumor que hace que la sangre no fluya de forma adecuada en su corazón. Además, les informaron que en su país, Reino Unido, no había un especialista con la experiencia suficiente para poder retirárselo, así que les propusieron dos opciones: hacerle un trasplante o buscar a algún otro cirujano en algún lugar del mundo.

Pero lo impensable sucedió 5 días después, cuando Michael despertó del coma. Al abrir los ojos, vio a su padre, a quien reconoció inmediatamente y le regaló esta bella y tierna sonrisa.

“Es un momento que apreciaré con cada centímetro de mi corazón. Para ser sincera, tiene que ser el momento más feliz de mi vida. Es un milagro viviente y nunca nos hemos sentido más orgullosos de él”, comentó la madre de Michael en entrevista para CNN.

Actualmente, los padres se encuentran reuniendo fondos a través de una página de Internet, ya que descubrieron que en el Boston Children’s Hospital, existe un tratamiento muy eficaz para este problema de salud.