¿Cuáles son los síntomas de la fobia social?

La fobia social es un trastorno que puede llevar a la muerte

¿Cuáles son los síntomas de la fobia social?
Foto: Shutterstock

La fobia social, también conocida como el trastorno de ansiedad social, es una enfermedad crónica de salud mental donde el miedo, la inseguridad y la ansiedad se interponen entre las relaciones sociales.

Es normal que te sientas nervioso ante una cantidad de personas que escuchan tu discurso, o cuando tienes una cita romántica; pero el trastorno de ansiedad social es más profundo. Según la Clínica Mayo, estos son algunos de sus síntomas:

  • Temor intenso al hablar con extraños
  • Temor a ser juzgado
  • Temor a que la ansiedad se torne visible
  • Angustia al sentir vergüenza o humillación
  • Dejar de hablar con alguien por miedo a sentir vergüenza
  • Tener ansiedad antes de situaciones que te aterran
  • Esperar las peores consecuencias imaginables luego de una experiencia negativa en un encuentro social
  • Analizar tu desempeño después de tener un encuentro social

Y no es todo, también pueden aparecer síntomas físicos:

  • Malestar estomacal
  • Náuseas
  • Temblores
  • Rubor
  • Mareos
  • Dificultad para respirar
  • Tensión muscular
  • Sentir que tu mente se queda en blanco
  • Sudoración
fobias
Foto: Shutterstock

Cuando se trata de niños, posiblemente exterioricen su ansiedad a través de llanto fuerte, berrinches constantes y estar aferrado a los padres. También demuestran negación frente a la interacción social.

El día a día de una persona que sufre fobia social se torna difícil. Porque tiene problemas para interactuar con el resto de las personas, así sean conocidas; les cuesta ir a trabajar o a la escuela, tener citas, asistir a fiestas, etc.

Incluso sienten incomodidad cuando llegan a un lugar y todo el mundo está sentado. O comer frente a los demás, devolver un artículo en la tienda, son síntomas bastante incómodos.

Si este tipo de trastorno no se trata a tiempo y de manera correcta, puede controlar tu vida. Será tanto su intervención en tus actividades diarias que terminarás con baja autoestima, y sin querer salir de casa.

Incluso, podrás sentir el deseo de suicidarte. Por eso, si padeces estos síntomas, o conoces a alguien que sí, recomiéndale la visita a un médico especialista.