Abren nuevos accesos en la calle 14 y Avenida A de la línea L del Subway

La estación provisional es con dirección a Brooklyn, y funcionará solo de lunes a viernes. Cerrarán en la medianoche.
Abren nuevos accesos en la calle 14 y Avenida A de la línea L del Subway
Foto: Fernando Martínez / Fernando Martínez

Dos nuevas escaleras, con acabados provisionales, que dan acceso al tren L de la estación 1 Avenue en la intersección de la calle 14 y la Avenida A de Manhattan, solo con dirección hacia Brooklyn, fueron puestas en servicio este lunes, luego de cumplirse seis meses del cierre parcial de esta línea del Subway por reparaciones al túnel Carnasie,  para reparar los daños causados por el huracán Sandy.

Estos nuevos accesos estarán disponibles solo de lunes a viernes, durante el día, y cerrarán de nuevo para sus acabados finales e instalación de ascensores en abril 2020.

Pero mientras unas estaciones abren, otras cierran. El próximo lunes 11 de noviembre, la entrada sur de la estación First Avenue se cerrará para su reconstrucción estructural.

“Nos adelantamos al cronograma de todo el proyecto. Estamos haciendo todo este trabajo sin afectar el servicio para la gran mayoría de los 300,000 pasajeros diarios de esta línea del tren”, explicó el director de desarrollo de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA), Janno Lieber.

Antes del nuevo punto de acceso, los viajeros que venían de cualquiera de las avenidas A, B y C tenían que caminar hasta First Avenue y 14th Street para tomar el único servicio de metro en el vecindario de Stuyvesant Town.

Escaleras Tren L calle 14 y Avenida A
El acceso al tren L es solo disponible desde la Avenida A en dirección a Brooklyn

“Tengo que caminar menos”

La dominicana Catalina Reyes, quien por casualidad caminaba por esta intersección del este del Bajo Manhattan,  se mostró gratamente sorprendida con el nuevo acceso.

“Ahora debo evitar montarme en el autobús, y tengo que caminar menos, además me ahorro un pasaje. Qué bueno que están abriendo poco a  poco las estaciones, porque estos meses han significado más dinero y más horas en llegar a casa. Ahora que viene el frío, está perfecto para mi”, dijo la trabajadora que vive en la calle 12 y la avenida C.

La Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) reitera que la rehabilitación del túnel, que comenzó en abril de 2019 -utilizando un plan de construcción modificado de 15 a 18 meses-, conserva el servicio regular del popular sistema de transporte, para el 90 por ciento de los pasajeros.

La mexicana Juana Mendoza está en el grupo del 10% de los afectados.  Asegura que se desplazaba caminando desde Union Square para su trabajo en la Avenida A. Observar, aunque sea a medias, este tramo de la estación de la calle 14 abierta, lo califica como un “verdadero alivio”.

“Está perfecto para mi. Tenía meses caminando, porque los autobuses son bien incómodos, especialmente en algunas horas, por la cantidad de gente”, aseguró.

La mexicana Juan Mendoza se alegró del nuevo acceso, pues ahora deberá caminar menos.

Si bien la nueva entrada que aún estaba cubierta con maderas de protección, es solo para viajeros con destino a Brooklyn, se espera que la MTA abra en junio 2020 un segundo acceso para usuarios con destino a la Octava Avenida, en el lado noroeste de la misma intersección.

A juicio de la concejal Carlina Rivera a pesar de todas la críticas que puede existir al servicio del Subway, en este caso  han verificado que “específicamente en este proyecto de modernización y recuperación de la línea L, más bien está más adelantado de lo previsto. Abrir este acceso, es muy importante para esta área de Manhattan, que no tiene muchas estaciones”.

Piden cuentas a la MTA

Mientras se celebraba lo que consideraba un importante avance en la complicada agenda de modernización del sistema de transporte, casi al mismo tiempo, en el Bajo Manhattan un grupo de activistas exigían a la Legislatura Estatal que intensifiquen la supervisión a cómo se utilizan los recursos de la MTA.

Coaliciones inician un fuerte escrutinio al presupuesto de la MTA

Una coalición conformada por organizaciones como Riders Alliance, Transit Center y Reinvent Albany, que defienden los derechos de los transeúntes neoyorquinos a tener un mejor sistema de movilidad y transporte, se unieron en el 250 de la Avenida Broadway  para poner en la mira a la directiva de la MTA, para que exponga en detalle cómo y dónde invierte los “abultados presupuestos” del Subway.

Jessica Cruz, de Transit Center, aseguró que el próximo 12 de noviembre se realizará una audiencia en donde es muy importante “poner bajo escrutinio, hasta qué punto las inversiones irán dirigidas a contar con un sistema más accesible en los próximos 5 años”.

El número

21,000 personas diariamente se calcula se beneficiarán con los nuevos accesos del Tren L en la Avenida A