Instan a jornaleros a capacitarse en seguridad en sitios de construcción

Agencias municipales promueven jornada de divulgación sobre la fecha límite del 1 de diciembre para recibir 30 horas de entrenamiento
Instan a jornaleros a capacitarse en seguridad en sitios de construcción
El sector de la construcción es uno de los más peligrosos. Más de 12 jornaleros murieron el año pasado.

NUEVA YORK.- Con el objetivo de promover la seguridad entre los trabajadores de la industria de la construcción, este jueves, varias agencias de la ciudad harán un despliegue de divulgación para recordar a los jornaleros que la fecha límite para recibir 30 horas de capacitación es el 1 de diciembre.

La Administración de Blasio anunció la jornada como un Día de Acción, para informar a los jornaleros, incluidos los trabajadores inmigrantes, sobre la importancia de obtener capacitación en aspectos de seguridad en el área de trabajo, tal como lo establece la Ley 196, vigente en la ciudad desde 2017.

La iniciativa se llevará a cabo en los sitios en donde los trabajadores son recogidos por los contratistas en Queens, Brooklyn, Manhattan, Bronx y Staten Island temprano en la mañana y en la tarde, cuando las agencias de la Ciudad, en asociación con las organizaciones de jornaleros, llevarán a cabo actividades de divulgación para los jornaleros, incluidos los supervisores.

“Los trabajadores de construcción en nuestra ciudad quieren regresar a casa de manera segura al final de cada día. Mi Administración se compromete a garantizar que cada lugar de trabajo sea seguro”, dijo el alcalde De Blasio, durante el anuncio.

 Para lograr un mayor alcance de la iniciativa, la administración ha logrado asociarse con organizaciones comunitarias, como Workers Justice Project, New York Committee for Occupational Safety and Health, Catholic Charities, Archdiocese of New York, New Immigrant Community Empowerment, y La Colmena.

“Esta campaña está diseñada para crear conciencia entre las poblaciones más vulnerables, como los jornaleros, sobre la próxima fecha límite para que los trabajadores tengan 30 horas de capacitación”,  dijo la comisionada de edificios Melanie E. La Rocca.

A partir del 1 de diciembre, los trabajadores de construcción deberán tener al menos 30 horas de capacitación en seguridad y los supervisores al menos 62 horas de capacitación. Las ubicaciones exactas de los más de 6,700 sitios de construcción donde se requiere capacitación se pueden ver en el mapa interactivo del Departamento de Construcción de Nueva York (DOB).

“Este Día de Acción involucrará a los jornaleros, incluidos los trabajadores inmigrantes, en los nuevos requisitos de capacitación que mantendrán los lugares de trabajo más seguros para todos en la ciudad de Nueva York”, dijo Bitta Mostofi, comisionada de la Oficina de Asuntos de Inmigrantes del Alcalde.

Para cumplir con los requisitos de capacitación, los trabajadores y los supervisores pueden obtener entrenamiento en seguridad por parte de cualquier proveedor de cursos aprobado por el DOB, que puede clasificarse por ubicación utilizando el mapa interactivo de proveedores de cursos, o tomando clases de seguridad laboral OSHA-10 u OSHA-30 y proveedor de capacitación certificado por la Administración de Salud (OSHA).

La alcaldía destacó que para que la capacitación sea más accesible, las solicitudes para el Programa de reembolso de seguridad en el sitio de construcción aún están abiertas, de igual forma, una subvención a través del Departamento de Servicios para Pequeñas Empresas (SBS) para empresas de construcción, con 1-15 empleados, para compensar el costo de la capacitación.

“Tenemos la obligación de priorizar la seguridad de las personas que construyen nuestra ciudad, independientemente de su afiliación. Es por eso que me enorgullece haber aprobado la Ley Local 196, que exige un mínimo de 40 horas de capacitación en seguridad del sitio. Estoy trabajando para aprobar una legislación adicional que amplíe aún más el acceso a esa capacitación”, dijo el defensor público Jumaane Williams.

Los esfuerzos previos de divulgación y educación incluyeron numerosas sesiones de información para las partes interesadas en la industria de la construcción, la divulgación directa a los trabajadores en los sitios de trabajo por parte de los inspectores de construcción del DOB y el envío directo a todos los profesionales de seguridad y titulares de permisos LL 196.

 “Asegurarnos de que nuestras comunidades tengan la información correcta es uno de los pasos más cruciales que podemos tomar. Con frecuencia, los trabajadores inmigrantes son víctimas de contratistas sin escrúpulos y empleadores explotadores que buscan aprovecharse de ellos, por lo que debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para garantizar que nuestras comunidades estén protegidas e informadas”, dijo Manuel Castro, director ejecutivo de New Immigrant Community Empowerment (NICE).