AARP pide a Cuomo un crédito fiscal para compensar gastos de cuidadores

Como media quienes cuidan a un familiar se gastan unos $7,000 de su bolsillo
AARP pide a Cuomo un crédito fiscal para compensar gastos de cuidadores
La mayoría de los cuidadores son mujeres. /Archivo
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Algo más de 40 millones de personas cuidan de sus familiares en EEUU. Son muchas personas, el 16% de la población mayor de los 15 años, y son muchos los recursos destinados a ello. AARP, la organización que da voz a los intereses de los mayores, estima que unos 34,000 millones de horas se dedican a cuidar de una persona mayor o que no se vale por sí misma.

Es una carga emocional, familiar, social y económica desempeñada sobre todo por mujeres. En este sentido AARP calcula que el valor de este trabajo no pagado es de $470,000 millones. Adicionalmente, el costo del bolsillo de cada cuidador para atender estas tareas ronda como media los $7,000.

En el estado de Nueva York, el valor de estos cuidados no remunerados a padres, parejas familiares y amigos, fue de $31,000 millones en 2017.

Para aliviar los costos AARP pide al estado de Nueva York que se cree un crédito fiscal para cuidadores que cubra hasta el 50% de los gastos calificados como de cuidados con un máximo de $3,500.  Se trata de cubrir así al menos la mitad de los costos personales de los cuidadores de sus seres queridos, una tarea que es fundamental.

“Los cuidadores familiares son la columna vertebral de nuestro sistema de cuidados a largo plazo”, dice Beth Finkel, directora estatal de AARP NY, “debemos apoyarlos para que puedan continuar cuidando a sus seres queridos”.

Finkel dice que lo que piden es “un credito fiscal modesto” para los cuidadores de clase media y ahorraría dinero a todos los contribuyentes en el largo plazo porque mantendría a adultos mayores fuera de hogares de ancianos y otras instituciones financiadas públicamente. “El apoyo a nuestros cuidadores familiares será aún más importante a medida que la población envejece y hay cada vez menos cuidadores para ocuparse de personas mayores frágiles”, explica la directora.

Las cifras que maneja AARP revelan que en el año 2030 habrá cuatro cuidadores por cada mayor de 80 años mientras que en 2010 esta proporción era de siete a uno. El envejecimiento de la población aumentará la presión financiera de las familias que tengan que hacerse cargo de sus mayores.

Este año que está a punto de acabar AARP Nueva York ya defendió iniciativas como el aumento de $15 millones en la financiación estatal de servicios de atención en el hogar para adultos mayores. Se trata de cuestiones como entrega de comidas a domicilio, transportes a citas médicas y asistencia con actividades diarias.

El año que viene, además de este crédito fiscal se quieren lograr más ayudas a las familias en el hogar y mejor capacitación. Algunas de las iniciativas por las que se luchará en Albany incluyen el cumplimiento íntegro de la legislación de 2015 de cuidados. Se trata sobre todo de que los pacientes que estén en un hospital puedan nombrar a un cuidador familiar que sea entrenados por el hospital con demostraciones y directivas sobre cuidados tras el alta médica.

AARP quiere que se financie continuamente los servicios adultos mayores en sus hogares y se amplíe la telesalud que ayuda y apoya a los cuidadores desde su hogar.

 

 

 

Las cifras de los cuidados

58%

De los cuidadores familiares son mujeres según la Oficina de Estadísticas Laborales, BLS.

65 años de edad

Tienen el 18% de los cuidadores, según el BLS, el 21% están entre 45 y 54 años de edad.

41 millones

De personas proporcionan servicios de cuidados familiares en EEUU sin ser pagados por ello.

60%

de los cuidadores tienen que trabajar además de dispensar cuidados a sus mayores.

$7,000

Es el dinero que los cuidadores ponen de sus propio bolsillo como media (datos de 2016) para atender a quienes lo necesitan en la familia.

4.1 

Potenciales cuidadores para cada persona de más de 80 años habrá en 10 años. En 2010 había 7.1 por cada uno.