“Matar a mujeres y niños y bebés es un acto despiadado”, de Adrián LeBarón

La familia exige justicia por la masacre de la que fueron víctimas nueve de sus integrantes.
“Matar a mujeres y niños y bebés es un acto despiadado”, de Adrián LeBarón
La masacre de miembros de la familia LeBarón abre nuevo debate sobre cómo enfrentar al narco.
Foto: HERIKA MARTINEZ/AFP via Getty Images

MÉXICO  – A casi un mes de la masacre de nueve integrantes de la familia LeBarón, sus deudos participaron en una marcha ciudadana contra el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien el domingo cumplió un año de estar en el poder.

Y es que uno de los principales reclamos de la ciudadanía es la inseguridad que va creciendo a ritmos agigantados, provocado por las fuerte lucha que sostienen los grupos criminales que disputan el control de varios estados del país.

Así que la familia LeBarón decidió participar en la marcha antiAMLO, que se realizó en la Ciudad de México, a solo unos kilómetros

En la plaza del Monumento a la Revolución, frente a miles de ciudadanos que marcharon en protesta por el primer año del presidente Andrés Manuel López Obrador, Adrián LeBarón, padre de una de las mujeres asesinadas y abuelo de los menores ultimados, dijo que es un acto de cobardía seguir viviendo como si nada sucediera.

Matar a mujeres y niños y bebés es un acto despiadado, es la peor pesadilla para un padre, para una madre, para una familia y para un País, pero seguir viviendo nuestras vidas como si nada sucediera es un acto de cobardía infinita”, señaló.

Pidió perdón a los asistentes porque dijo que no había ido para mentarle la madre al Presidente, ni para protestar por el aeropuerto, sino por el dolor que le ha ocasionado la pérdida de su familia.

“Perdón si ofendo a alguien pero mi corazón está lleno de dolor, mi corazón está lleno de furia“, resaltó.

Su hijo Julián LeBarón hizo una convocatoria para que al terminar el mitin lo acompañen al Museo de Memoria y Tolerancia para que la gente le dé un abrazo a su familia y la mire a los ojos.

“Nos vamos a levantar como un león en contra de los asesinos”, advirtió.

Posteriormente, al concluir la marcha, los LeBarón colocaron en las rejas del Museo Memoria y Tolerancia una manta para que quien quisiera pintara sus manos sobre el lienzo para expresar su solidaridad por el asesinato de nueve de sus parientes.

En el lugar, simpatizantes de AMLO que coreaban “Es un honor estar con Obrador”, generó algunas discusiones entre quienes esperaban para pintar sus manos en la manta y los seguidores del Presidente.

Con información de agencias