La dolorosa sorpresa que se llevó Salma Hayek al intentar hacerse sus “arreglitos”

La mexicana tuvo una amarga experiencia

La dolorosa sorpresa que se llevó Salma Hayek al intentar hacerse sus “arreglitos”
Salma Hayek luce radiante.
Foto: Getty Images

La actriz Salma Hayek pensó en usar bótox y relleno para su papel de Claire Luna en la cinta Like a Boss, según reveló a la revista InStyle.

Hayek encarnará a Luna, la CEO y líder al mando de un conglomerado de belleza que le compró a sus mejores amigas, interpretadas por Tiffany Haddish y Rose Byrne, quienes unirán fuerzas y buscarán recuperarla tras fricciones con el personaje de Hayek.

“Al principio, el papel era el de una empresaria muy directa y ambiciosa. Fue muy divertido trabajar con Miguel (Arteta, director del filme) y los escritores para crear un personaje realmente loco”, comentó.

View this post on Instagram

#Friendsgiving 💕@TiffanyHaddish @FullyRoseByrne #LikeABoss

A post shared by Salma Hayek Pinault (@salmahayek) on

La estrella de Frida contó que quería parecer falsa y exagerada en este trabajo, por lo que estuvo revisando algunas propuestas y se le ocurrió que podría usar botox, y consultó a su amigo y dermatólogo, el doctor Maurice Dray, al respecto.

“Primero quería usar botox e inyectarme los labios, cosa que nunca he hecho. Mi amigo, el doctor Dray, me dijo: ‘No sé si vas a ser feliz porque te va a doler mucho’. Y yo le dije: ‘Bueno, vamos a intentarlo'”, relató.

“Puso la primera aguja en mi boca y yo inmediatamente dije: ‘¡No! ¡Olvídalo! ¡Ya acabé con esto!'”.

La estrella reveló que se le ocurrió usar dientes falsos para dar el aspecto de que sus labios eran más grandes.

“Entonces, en cambio, la situación se tornó en: ‘¿Cómo hago que parezca que tengo inyecciones en los labios?’. Y así llegamos a estos enormes tientes. Cuando viste la película, ¿notaste que tenía dientes postizos?”, añadió.

Like a Boss llegará a los cines de Estados Unidos el 10 de enero del próximo año.