Condenado a muerte pide pelotón de fusilamiento ya que hay problemas con sus venas

La última ejecución con ese método en Estados Unidos fue en 2010
Condenado a muerte pide pelotón de fusilamiento ya que hay problemas con sus venas
Michael Wade Nance
Foto: Departamento de Correccionales Georgia

El último deseo de un hombre condenado a muerte es que un pelotón de fusilamiento le ponga fin a su vida.

Michael Wade Nance fue sentenciado a muerte en Georgia por asesinar a un hombre de 43 años en 2002 por no entregarle un auto. El sujeto acaba de asaltar un banco en Lilburn.

Relacionado: Pena de muerte: ejecutan a Gary Ray Bowles, “el asesino de la I-95” que mató a 6 gays en Estados Unidos

El sujeto ahora presentó una querella judicial contra el condado de Gwinnett exigiendo que sea ejecutado por un pelotón de fusilamiento ya que sería menos doloroso que la inyección letal con la que planean quitarle la vida.

El hombre dicen que sus venas son difíciles de ubicar, lo que implica un riesgo de que la medicina se filtre por otros tejidos del cuerpo. Si eso llegara a ocurrir el hombre viviría un proceso doloroso, algo que no está contemplado por la ley.

“La evidencia y las experiencias recientes demuestran que el pelotón de fusilamiento es más confiable que la inyección letal“, dijo la demanda.

Relacionado: “No sé si mi muerte les traerá consuelo. Estoy en paz”: Ejecutan a latino que asesinó a una mujer

El estado de Georgia usó el pelotón de fusilamiento para las ejecuciones hasta 1924. Después se limitó a la silla eléctrica, pero esta fue declarada inconstitucional en 2001 por el Tribunal Supremo del estado. A partir de entonces se usa la inyección letal.

La última ejecución por fusilamiento en Estados Unidos fue en 2010 en Utah.