Matrimonio viaja de California a Tijuana para cobrar la renta de sus propiedades; acabaron enterrados en una de ellas

María Teresa López, de 65 años, y su esposo, Jesús Rubén, de 70, eran ciudadanos estadounidenses naturalizados
Matrimonio viaja de California a Tijuana para cobrar la renta de sus propiedades; acabaron enterrados en una de ellas
Escena del crimen acordonada por la Policia.
Foto: Getty

Ambos miembros de un matrimonio residente en California y desaparecido durante una semana en Tijuana fueron presuntamente hallados sin vida y enterrados en una de sus propiedades en esta ciudad fronteriza mexicana, según las autoridades de este país.

Hirán Sánchez, fiscal del estado de Baja California, afirmó que los cuerpos fueron descubiertos con la ayuda de perros amaestrados para buscar cadáveres.

La Fiscalía espera que los familiares efectúen el reconocimiento de los restos para confirmar oficialmente que se trata de los cuerpos de los dos desaparecidos, pero considera con una seguridad de un “90%” que así es.

María Teresa López, de 65 años, y su esposo, Jesús Rubén López, de 70, eran ciudadanos estadounidenses naturalizados, según explicaron las autoridades.

La pareja, que residía en Garden Grove, California, había cruzado el pasado 10 de enero la frontera de Tijuana para cobrar unos $6,400 dólares ($120,000 pesos) por las rentas de los apartamentos que poseían en la ciudad, detalló Sánchez.

La hija de los dos, quien se llama Norma y vivía con ellos, denunció al día siguiente la desaparición de ambos.

Las autoridades han arrestado a su esposo, identificado solo como Santiago, como sospechoso de asesinarlos. El presunto móvil del delito es una disputa monetaria entre los dos ancianos y su yerno sobre los pagos de estas rentas, según cree la Fiscalía.

Santiago estaba instalado en Tijuana y tenía antecedentes penales por secuestro de persona , agregaron las autoridades. En 2012, fue deportado de Estados Unidos.

Al ser entrevistado por los investigadores, el hombre, de 36 años, aseguró que se acercó a la frontera a buscar a los suegros y los devolvió allí horas después. Sin embargo, en su declaración había incongruencias, según dijo Sánchez.

Investigadores de la oficina del fiscal encontraron los dos cuerpos presuntamente pertenecientes al matrimonio fallecido este viernes por la mañana en una zona con tierra detrás de una de sus casas, gracias a las pistas ofrecidas por declaraciones de testigos e imágenes obtenidas por cámaras de seguridad, según el San Diego Union Tribune. Los cadáveres mostraban signos de violencia, dijo el fiscal.

Las autoridades trabajan para cerrar el caso definitivamente y encontrar eventualmente otros responsables.

(Francesco Rodella)