Los científicos ponen fecha para el fin del mundo. Y queda mucho menos de lo que pensábamos

El cambio climático y la guerra nuclear hacen peligrar a la humanidad

Según el 'reloj del apocalipsis', la humanidad nunca había estado tan cerca del fin.
Según el 'reloj del apocalipsis', la humanidad nunca había estado tan cerca del fin.
Foto: Win McNamee / Getty Images

Un grupo de premiados científicos anunció este jueves el adelanto de su “reloj del apocalipsis” (Doomsday Clock) para alertar de que quedan 100 segundos para el final del mundo. El reloj, que pone de relieve los peligros que acechan a la humanidad, indica que estamos ahora más cerca que nunca del día del juicio.

“El mundo ha entrado en un período en el que el peligro es alto y el margen de error, bajo. Si los responsables de la toma de decisiones continúan sin actuar, los ciudadanos de todo el mundo deberían hacerse eco de las palabras de la activista climática Greta Thunberg y preguntar: ‘¿Cómo os atrevéis?”, indicaba Rachel Dronson presidenta del Boletín de Científicos Atómicos, al presentar la decisión del grupo que dirige.

El boletín vuelve a presentar este 2020, tras 73 años, sus resultados y a advertir que su diagnóstico no es nada halagüeño. Más bien todo lo contrario. Si lo comparamos con años anteriores, en 2018 daba dos minutos para que llegara la medianoche (el fin del mundo). Dos minutos también marcaban las manecillas también marcaban en 1953, cuando las armas termonucleares soviéticas y estadounidense se ponían a prueba. Ahora estamos aún más cerca del final.

Bronson, en cuyo grupo hay 13 premios Nobel, ya advirtió el año pasado que la humanidad estaba viviendo una “tormenta perfecta”. La presidenta del grupo de expertos recordó que, desde que en 2007 se incluyó el cambio climático como un riesgo grave para la humanidad, se viene reclamando una respuesta “urgente e inmediata”. “Parece que estamos normalizando un mundo peligroso“, se lamentaba.

“Frente a este panorama de amenaza desalentador y la nueva tendencia de los líderes políticos a rechazar las negociaciones e instituciones que pueden proteger a la civilización a largo plazo, el Boletín mueve hoy el Reloj del Juicio Final veinte segundos más cerca de la medianoche, más cerca del apocalipsis que nunca”, aseguran los distinguidos científicos al explicar en su informes que “la humanidad continúa afrontando dos peligros existenciales simultáneos: la guerra nuclear y el cambio climático“.

Su comunicado es un grito desesperado para que los líderes mundiales, que “han permitido que la infraestructura política internacional […] se erosione”, tomen acción inmediatamente.