Líderes de NY instan a la calma y a informarse sobre norma de ‘carga pública’

Aunque criticaron fuertemente el respaldo de la Corte Suprema al plan de Trump de negar residencia a quienes usen beneficios públicos, advierten que la regla sigue no afecta a todos los inmigrantes

Líderes de Nueva York hablan sobre los efectos de la decisión de carga pública de la Corte
Líderes de Nueva York hablan sobre los efectos de la decisión de carga pública de la Corte
Foto: Edwin Martinez / Impremedia

Han pasado solo unas horas desde que la Corte Suprema de Justicia dio vía libre a la Administración Trump para seguir adelante con su plan de implementar la llamada regla de ‘carga pública’, que evitaría que inmigrantes que hayan recibido beneficios públicos y estén en proceso de tramitar su residencia, obtengan la ‘green card‘, y Nueva York no se quedó callada. La Ciudad le plantó la cara al Gobierno federal.

Tras calificar la decisión del Máximo Tribunal como un golpe a la justicia y un ataque a los inmigrantes, líderes, activistas y funcionarios electos de la Gran Manzana y el Estado, no solamente anunciaron que como parte de una gran coalición seguirán luchando en los estrados contra la discriminatoria norma, sino que hicieron un llamado a la calma.

Se estima que cuando entre en vigor la regla, pudiese afectar de manera directa a unos 575,000 neoyorquinos, pero el temor es que la desinformación o el miedo cause un efecto dominó que resulte en que eventualmente beneficiarios de programas de ayuda que no tienen nada que ver con los propósitos de la norma, renuncien a ciertos subsidios innecesariamente.

Así lo manifestó este martes la comisionada de Asuntos de Inmigración de la Alcaldía, Bitta Mostofi, quien explicó que aunque el nuevo pronunciamiento de la Corte Suprema le da a la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) la potestad de implementar en cualquier momento la nueva normativa contra aquellos solicitantes de la residencia que usen ayudas sociales, como Medicaid, cupones de alimentos y asistencia de vivienda, a la gran mayoría de beneficiarios no los afecta.

La funcionaria explicó que los cambios a la regla de ‘carga pública’ no tendrán ningún impacto en otros inmigrantes, como residentes legales permanentes, refugiados, asilados, víctimas de tráfico humanos e incluso indocumentados que no reciban beneficios directos. Por ello instó a que cualquier persona que tenga dudas específicas sobre cómo lo puede afectar la regla, use los servicios de ayuda legal gratuita que ofrece la Ciudad.

Indocumentados no se verán afectados

“Los inmigrantes indocumentados no son elegibles para la mayoría de los beneficios públicos y, por lo tanto, tampoco se verán afectados por la regla. Los neoyorquinos que tengan preguntas sobre la nueva regla y si se aplica a ellos deben comunicarse con la línea directa de la Oficina para Nuevos Americanos al 1-800-566-7636 para recibir más información”, dijo Mostofi, al tiempo que lanzó duros señalamientos al Gobierno federal. “Esta Administración está usando esto como armas para dividirnos y tenemos que asegurarnos de pelear contra la falsa narrativa que ha querido promover contra los inmigrantes, y queremos aclarar que la pelea contra esa norma sigue y que la justicia va a prevalecer al final en las cortes.

La concejal Carlina Rivera habla sobre los efectos de la carga publica

El alcalde Bill de Blasio también criticó los intentos de la Administración Trump por poner trabas para que más inmigrantes obtengan su residencia y poner contra la pared a familias menos favorecidas.

“Los neoyorquinos inmigrantes son nuestros vecinos, nuestros amigos y nuestros padres. No podemos esperar mientras son tratados como menos que humanos, eligiendo entre poner comida en la mesa contra la necesidad de una tarjeta verde“, aseguró el mandatario local, al tiempo que recalcó que la lucha contra la regla de carga pública no ha terminado. “La Administración Trump quiere asustarnos en silencio, pero esta es la ciudad de Nueva York. Todavía estamos en los tribunales y no dejaremos de luchar por los derechos de los inmigrantes a alimentar a sus familias “, agregó el Alcalde.

Informarse es la clave

Steven Choi, director Ejecutivo de la Coalición de Inmigración de Nueva York se sumó al llamado para que los neoyorquinos se informen sobre esta regla y expongan sus casos particulares ante abogados gratuitos de la Ciudad antes de pensar en desvincularse de algún programa de ayuda y lanzó duros dardos a Washington por amparar el racismo.

“No hay límite para la crueldad y la animosidad de la Administración Trump hacia los inmigrantes en Estados Unidos. El fallo de la Corte Suprema ayuda a la agenda racista de la Administración Trump a abrir las puertas de este país solo a los blancos y a los ricos mientras cierra nuestras puertas a todos los demás“, dijo el activista. “Ahora las familias inmigrantes trabajadoras deben tomar la decisión imposible entre alimentar a sus hijos y cambiar su estatus legal. Es una elección que ninguno de nosotros debería tener tener que tomar.

El defensor del pueblo Jumaane Williams manifestó que la decisión de la Corte es un testimonio más del tipo de país que Trump quiere promover.

“Este presidente y su Corte Suprema ultraconservadora están demostrando su desdén por los inmigrantes y los principios de nuestro país. Acciones como esta, junto con su retórica de ladridos de perro promoviendo el odio, la intolerancia y la xenofobia, van en contra de lo que nosotros, como país, buscamos dijo el funcionario, advirtiendo la importancia de que en este año electoral aquellos neoyorquinos que pueden votar lo hagan para sacar a Trump del Gobierno.

Cuomo reafirma compromiso del Estado

El gobernador Andrew Cuomo fue otra de las voces que apuntó contra la norma de Trump. “La decisión de la Corte es profundamente inquietante y solo alentará aún más el ataque implacable del Gobierno federal contra los inmigrantes en todo el país”, dijo el mandatario, reiterando el apoyo del Estado a quienes buscan el sueño americano y repudiando las motivaciones federales para promover la regla de carga publica.

Trafico de humanos. Area de Corona, Queens.

“La norma fue claramente diseñada para atacar a los inmigrantes de color de bajos ingresos, castigándolos por ser pobres, al negarles la entrada a nuestro país y obligar a los que ya están aquí a elegir entre el acceso a servicios públicos importantes y su capacidad para obtener una tarjeta verde en el futuro dijo Cuomo.

Los concejales Ydanis Rodríguez y Carlina Rivera, quienes confesaron haber recibido beneficios públicos en su juventud, dijeron que es hora de parar los abusos de Trump con acciones.

“Ya estamos cansados de tanto maltrato por parte del tipo de la Casa Blanca que solo promueve al ala derechista blanca supremacista, y por eso tenemos que unirnos para sacar a Trump del poder”, dijo Rodríguez, advirtiendo que lo peor no solo son sus programas sino que además tenerlo un periodo más haría que la Corte Suprema eventualmente sea integrada por más jueces conservadores al servicio de su agenda.

La expresidenta del Concejo Municipal, Melissa Mark-Viverito desenfundó contra la Administración Trump y dijo que urge que se busquen las herramientas legales necesarias para que esa norma no se implemente y de implementarse, se tumbe.

“Poner en marcha una prueba de cuántas riquezas posee en la solicitud de tarjeta de residencia es reprochable y se basará en la peligrosa retórica de Trump en contra de los inmigrantes al igual que sobre la noción falsa de que los inmigrantes, sobre todo aquellos que necesitan ayuda, son un estorbo público“, dijo la demócrata. “No podemos permitir que la Administración de Trump siga deshumanizando e infundiendo miedo en nuestras familias inmigrantes. No me voy a quedar de brazos cruzados mientras se les obstaculiza el camino mediante la criminalización de la pobreza a aquellas personas que buscan los servicios a los que tienen derecho“.

Dónde pedir ayuda:

  • Cualquier neoyorquino que desee conocer el impacto que tiene la regla de carga pública en él o ella puede llamar al 1 (800) 566-76-36, o al 311 y mencionar la frase carga pública.
  • El impacto en datos:

    • 575,000 se estima que será la cifra a largo plazo de neoyorquinos afectados.
    • 15% de neoyorquinos no ciudadanos se han retirado de programas de ayuda en los últimos dos años.
    • En la primavera se espera que las Cortes hagan otro pronunciamiento ya sobre la regla en sí, pues por ahora lo que hizo fue levantar el freno a la implementación, pero el caso sobre la legalidad de la norma aún es un caso abierto.
    • USCIS todavía no ha anunciado cuándo comenzará a implementar los cambios, pero aseguraron que tendrán una respuesta en los próximos días