Una ola de migrantes de Rusia llega a Mexicali en busca de asilo en EEUU

Aseguran que los rusos han tenido más éxito en sus solicitudes de asilo que los centroamericanos
Una ola de migrantes de Rusia llega a Mexicali en busca de asilo en EEUU
La calurosa frontera de Mexicali.
Foto: PEDRO PARDO / AFP / Getty Images

La frontera norte de México ha empezado a registrar la llegada de una ola de migrantes de Rusia que buscan asilo en Estados Unidos, según reportan los albergues de Mexicali, ciudad fronteriza con Caléxico, California.

Refieren que al menos 50 ciudadanos de ese país han sido atendidos en los refugios temporales de la ciudad y que, de acuerdo con testimonios de los mismos migrantes rusos, muchos más están en camino.

El albergue Casa de Ayuda Alfa y Omega registró la llegada del primero de esta ola de migrantes rusos en diciembre. Desde entonces, poco a poco, ha incrementado la presencia.

Ese que llegó de avanzada se llamaba Liam y recibió asilo de Estados Unidos. Y el que le siguió también. Aparentemente los rusos han tenido más éxito en las solicitudes de asilo hechas a Estados Unidos que las peticiones de miles de migrantes centroamericanos que permanecen varados en la frontera norte de México.

“Los centroamericanos tienen que pasar por procedimientos de corte que toman mucho más tiempo mientras que los rusos van por número”, indicó Alberto Álvarez, uno de los directivos de la Casa de Ayuda Alfa y Omega.

Calurosa recepción

Las declaraciones que han hecho a la prensa algunos de los nuevos inmigrantes en Mexicali indican que el viaje desde el lejano país asiático-europeo no ha sido fácil, pero que la represión política de sus gobernantes no les deja otra alternativa.

“En mi país la situación política es muy difícil. El presidente de Rusia cambió la constitución y no es bueno”, dijo Vladimir Kuznetsov, de 26 años de edad, quien vivía en Moscú.

Kuznetsov, quien se encuentra en el albergue Casa de Ayuda Alfa y Omega de Mexicali, considera que vivir bajo el régimen de Vladimir Putin es vivir sin libertad.

“Todos piensan que Moscú tiene una buena vida, pero está muy lejos de eso. Las empresas independientes están casi destruidas. Muchas personas en Rusia trabajan para el estado y no son libres de expresarse abiertamente”, mencionó.

Otro de los inmigrantes rusos en Mexicali dijo que agentes policiacos de su país lo arrestado a punta de pistola con acusaciones falsas y fue encarcelado, por lo que regresar a Rusia significaría la muerte.

La mayoría de los migrantes rusos está saliendo de su país solos, por su propia cuenta y con muy pocos recursos, por lo que la ayuda que han tenido en los refugios de Mexicali ha sido vital para ellos mientras esperan que sus casos sean escuchados por las autoridades de inmigración de Estados Unidos.

Alberto Álvarez, del albergue Alfa y Omega, confirmó la versión de que muchos de los migrantes rusos están huyendo de la represión del gobierno de su país.

“Ya sabemos que la situación en Rusia es complicada”, comentó, “pero cada uno de ellos tiene su propia historia”.