Juan Carlos Osorio no podría dirigir a Chivas ni en México por una presunta infidelidad

El técnico dijo hace unos días que no le interesaba una supuesta oferta del 'rebaño'
Juan Carlos Osorio no podría dirigir a Chivas ni en México por una presunta infidelidad
Osorio dirigió a la Selección Mexicana cerca de tres años.
Foto: Imago 7

Juan Carlos Osorio volvió a estar en la mira de los mexicanos luego de que sonó como uno de los probables sustitutos de Luis Fernando Tena en el banquillo de las Chivas ya que no han tenido los resultados esperados bajo las órdenes de ‘El Flaco’.

Tras los rumores, se le preguntó al extécnico de la Selección Mexicana si le interesaba dirigir al equipo rojiblanco, pero apuntó que aunque respeta a los clubes mexicanos, tiene un compromiso con el Atlético Nacional.

“En la Selección Mexicana aprendimos mucho y en lo personal crecí mucho. Respeto mucho a los clubes mexicanos, a su liga y a la gente de futbol en México, pero está claro que ahora tengo un compromiso muy grande con mis jugadores y nuestro proyecto. Por ahora no. Le quiero dar el 100% al Nacional”, apuntó el colombiano.

Luego de esta información, el segmento “Barra Brava” del periódico El Universal dio a conocer que las razones de Osorio para no dirigir en México van más allá de su trabajo con el equipo colombiano y que tienen que ver con un tema marital.

“Osorio no puede regresar a México, y no, no es que le deba a alguien. Tampoco es que tenga problemas con la justicia, solo que aún queda el recuerdo del escándalo vedado que vivió en su relación marital. Es más que lógico pensar que lo último que quiere Osorio y su familia es regresar a nuestro país y perder su estabilidad personal, así que seguirá muy a gusto allá en Colombia, donde dirige al Atlético Nacional. Sin problemas de otro tipo”, citó el diario mexicano.

Este escándalo se remonta al Mundial de Rusia 2018 cuando en la prensa rosa se reveló que Osorio supuestamente mantenía una relación amorosa con la reportera Mariana Zacarías, que incluso la había llevado a la sede mundialista con todos los gastos pagados y con la promesa de que pasaría tiempo con ella a pesar de que su esposa y sus hijos lo acompañaban en el viaje. Así que este sería el obstáculo para ver de nuevo al entrenador por tierras mexicanas.