Sugieren que bodegueros puedan obtener armas tras recientes asesinatos en El Bronx

El concejal Ydanis Rodríguez lanzó la idea durante una vigilia en memoria de una de las víctimas, aunque insistió que su prioridad es la aprobación de la ley del 'botón de pánico´

La bodega en el 3700 White Plains Rd, donde ocurrió uno de los asesinatos esta semana.
La bodega en el 3700 White Plains Rd, donde ocurrió uno de los asesinatos esta semana.
Foto: Google.map / Cortesía

En menos de una semana dos bodegueros fueron asesinados en la ciudad de Nueva York, lo que ha provocado que surjan algunas ideas para proteger a las personas que trabajan en estos negocios, incluyendo una sugerencia para hacer más fácil el que puedan obtener un permiso para portar armas de fuego, y así defenderse.

La idea la lanzó el concejal Ydanis Rodríguez, quien representa al Alto Manhattan, un vecindario donde hay bodegas prácticamente en cada esquina, luego del asesinato de dos bodegueros de origen yemení en El Bronx, uno ocurrido el pasado viernes y otro el martes.

Pido a la Ciudad de Nueva York que explore la posibilidad de permitir que los propietarios de ‘deli’ y bodegas pasen por el proceso para obtener un permiso para tener un arma”, dijo Rodríguez, durante una vigilia el miércoles en El Bronx para honrar la memoria de Mohammed Qutaish, uno de los bodegueros asesinados.

Y aunque el concejal insistió que los propietarios de estos establecimientos deberían tener abierta esa posibilidad de poder solicitar y tener armas, ante la epidemia de violencia contra los empleados de ‘deli’, dejó claro, en conversación con El Diario, que esto “solo se debería permitir una vez que pasen todos los chequeos de su historial y revisión de su estado de salud mental”.

Según las leyes de la Ciudad, a un inmigrante que no tiene mucho tiempo en la Gran Manzana se le hace particularmente difícil aplicar por una licencia para portar armas, ya que quienes hayan vivido en el país por menos de siete años deben presentar un certificado de buena conducta de su país de origen y dos cartas de referencia para certificar su buen carácter.

Impulsan el ‘botón del pánico’

Pero más allá de sugerir esa opción de las armas, Rodríguez recalcó que era prioritario que la Ciudad pasara la propuesta de ley que obligaría a instalar un ‘botón de pánico’ dentro de las bodegas, que permita a los empleados avisar rápidamente a los policías cuando se encuentren en una emergencia. Esa idea también fue apoyada por los miembros de la Yemeni American Merchants Association, que participaron de la vigilia.

“Ese proyecto, que yo he patrocinado, ya se ha analizado incluso en audiencias públicas, pero no se le ha dado prioridad para pasar, y ahora es el momento”, aseguró el concejal, quien aprovechó para criticar cómo las autoridades han dado prioridad en aumentar la seguridad en el vecindario del Upper East Side donde ocurrió el asesinato de la estudiante del Barnard College Tessa Majors, mientras que en el sur de El Bronx, a pesar de los continuos casos de violencia, no se ve la misma respuesta.

“Cuando algo sucede que afecta a un vecindario de clase alta, de inmediato se ve un plan de acción, pero en El Bronx, donde hay un 18% de desempleo, en comparación con el 4% de la ciudad, y hay más necesidades por los bajos salarios, los altos índices de violencia no se atacan de la misma manera como se vio con el caso de la estudiante”, recalcó.

Y al reconocer que antes que nada su postura es que se siga la lucha para sacar las armas ilegales de las calles, Rodríguez se adelantó a la posibilidad de que haya una fuerte oposición a su idea de armar a los bodegueros, ya que tanto en la Ciudad como en el Estado, se han pasado algunas de las leyes más fuertes en toda la nación en contra de las armas de fuego.

Arrestos en ambos casos

El pasado viernes, Yahya Almuntsr, de 34 y de origen yemení, fue baleado cuando atendía el negocio ‘B&A Gourmet Deli’, en el 217 de la avenida Brook, en Mott Haven.

El miércoles en la noche el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) informó del arresto de un sospechoso de dispararle a Almuntsr. El detenido fue identificado como Leonard Nieves, de 33 años, y fue acusado de cargos de asesinato, y posesión de un arma criminal, por supuestamente usar una máscara y balear al trabajador mientras se encontraba detrás del mostrador alrededor de las 6:30 p.m. Todavía no se ha aclarado el motivo del asesinato.

Cinco días más tarde, el pasado martes, se registró el asesinato de Qutaish, de 20 años y también de origen yemení. Este bodeguero recibió varios disparos en medio de una discusión por un cigarrillo, dentro de un local ubicado en White Plains Road, en el vecindario de Williamsbridge.

El NYPD indicó que también habían arrestado el miércoles pasado a dos sospechosos de protagonizar la disputa con el trabajador por la venta de un cigarrillo.

Investigadores indicaron que una joven de 25 años ingresó al local acompañada por un hombre, y le pidió al bodeguero que le diera un cigarrillo individual, a lo que él indicó que no los vendían así. Y aunque la pareja se retiró, momentos más tarde la mujer regresó al local y empezó a atacar a Qutaish, quien intentó defenderse con un palo de escoba y fue allí cuando el otro joven le disparó en el pecho.