¿Por qué ICE ha pedido menos solicitudes de retención de inmigrantes en ciudades santuario?

La agencia busca otras formas de operar en ciudades santuario

¿Por qué ICE ha pedido menos solicitudes de retención de inmigrantes en ciudades santuario?
ICE se queja de la poca cooperación de autoridades locales en ciudades santuario.
Foto: ICE

Después de una cooperación en crecimiento con policías locales y estatales, la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) ha bajado su solicitud de retención de inmigrantes indocumentados.

Tras la llegada el presidente Donald Trump, aumentaron los condados y ciudades santuario en entidades como California, Nueva York, Nueva Jersey e Illinois, lo que limitó la cooperación de autoridades locales con agentes migratorios, lo cual se refleja en las cifras de solicitudes.

En el año fiscal 2019, la agencia pidió su cooperación a 3,671 oficinas policiacas en 50 estados, lo que supuso un ligero descenso con el periodo anterior.

Esas órdenes, que requieren que las policías locales, estatales y federales retengan a individuos bajo su custodia por 72 horas a fin de que ICE tenga tiempo para arrestarlos e iniciar el proceso de deportación, se enviaron a agencias en 2,158 condados, según el Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC), de la universidad en Syracuse, en Nueva York.

A pesar del gran número de agencias que recibieron esos pedidos, el uso de las órdenes de retención por parte de ICE disminuyó en el período fiscal 2019, con unos 165,768 trámites, comparado con los 177,295 en el período fiscal 2018.

La recepción de un pedido para la agencia local entregar a ICE alguien bajo su custodia “fue un acontecimiento relativamente inusitado para la mayoría de las agencias locales”.

“El 34 % de estas agencias locales recibió tres o menos de tales pedidos durante todo el año pasado”, agregó. “Alrededor del 16 % de las agencias recibió una sola orden de retención”.

La agencia policial más apremiada por ICE en el período fiscal 2019 fue la Cárcel del Condado de Harris, en Texas, que recibió poco más de 5,000 órdenes de retención, seguida por la Cárcel del Condado de Maricopa, en Arizona, con 3,200; la Cárcel del Condado de Hidalgo, en Texas, con 2,800, y la Cárcel del Condado de Gwinnett, en Georgia, con 2,400.

“Tan solo el 9% de las agencias policiales locales recibió más de cien órdenes de retención de ICE en el período fiscal 2019, esto es un promedio de dos o más por semana”, señaló TRAC. “Y sólo ocho de estas agencias recibieron un promedio de cinco órdenes o más por día”.

El uso de estas órdenes se incrementó año tras año desde 2003 y alcanzó una cima de 309,697 en el año fiscal 2011, durante el primer mandato del presidente Barack Obama (2009-2017).

Posteriormente descendió paulatinamente hasta una sima de 85,720 peticiones en el período fiscal 2016, a partir de cuando, ya con Trump como Presidente, comenzó a subir hasta 2018.

Los “detainers” se han convertido en una de las principales disputas entre la Administración Trump y las jurisdicciones “santuario”, aquellas que rechazan colaborar en la aplicación de las leyes migratorias, de competencia exclusiva del Gobierno federal.

En uno de los últimos capítulos en esa batalla, ICE ha conminado recientemente el cumplimiento de esas peticiones de retención y ha requerido información sobre migrantes que han sido juzgados, condenados y sentenciados por crímenes.

En lo que va de año, ICE ha enviado citaciones de inmigración a autoridades locales en Oregon, California, Colorado, Connecticut y Nueva York para que les envíen información sobre migrantes indocumentados que, en su opinión, representan “amenazas a la seguridad pública” con el objetivo de transferirlos a sus instalaciones antes de que sean liberados para así poder deportarlos.

Estas citaciones llegan en unas semanas en las que el Gobierno Trump también indicó que enviaría a tropas de élite de la Patrulla Fronteriza a ciudades santuario de todo el país donde las jurisdicciones locales obstaculizan sus planes de deportación.

Aunque no se informó de qué ciudades se trata, The New York Times, que citó a dos funcionarios que conocen el operativo, adelantó que son Nueva York, San Francisco, Los Ángeles, Atlanta, Houston, Boston, Nueva Orleans, Detroit y Newark (Nueva Jersey).

Con información de EFE