Cómo reparar los 5 problemas comunes del inodoro

Hay inconvenientes que tú mismo puedes solucionar sin ayuda

Cómo reparar los 5 problemas comunes del inodoro
Desde ruidos extraños hasta mal funcionamiento, pueden complicarle la vida.
Foto: Filios Sazeides / Unsplash

Si ya de por sí una de las necesidades fisiológicas de todas las personas como ir al baño puede ser desagradable para muchos, si tu inodoro sufre de problemas, puede convertirlo en toda una pesadilla.

Debido a que representa aproximadamente el 30% del consumo de agua interior en su hogar, los problemas relacionados con el inodoro pueden hacer que su factura de agua se dispare, más allá de las graves complicaciones que, si tarda en solucionar, podrían costarle más caro. Te presentamos los 5 problemas más comunes que puede presentar tu retrete y que tú mismo puedes solucionar.

SONIDOS EXTRAÑOS AL TIRAR DE LA CADENA

Aunque puedes escuchar muchos sonidos provenientes de su inodoro, algunos son más preocupantes que otros. Si escucha algo similar a una sirena de patrulla, es posible que haya una arandela suelta o desgastada en la válvula de llenado de agua.

Revisar y levantar la bola flotante hasta la parte superior del tanque te ayudará a identificar el ruido, si este se detiene, entonces el problema sí es la arandela que tendría que cambiar.

Si el ruido se asemeja más a un gemido, puede haber un problema de flujo de agua que puede solucionarse fácilmente asegurándose de abrir por completo la llave principal.

BAÑO OBSTRUIDO

Un inodoro obstruido es probablemente uno de los problemas de plomería más comunes.

Un émbolo de goma podría ser suficiente. Presione lo más que pueda y repita hasta desaguar. Si eso no es suficiente, puede probar con vertiendo bicarbonato de sodio al excusado y, seguido de dos tazas de vinagre, dejar caer agua caliente para que la mezcla haga efecto en la tubería.

Si el problema persiste, “un inodoro obstruido es la forma en que el universo le dice que es hora de comprar uno”, dice Mark Dawson, director de operaciones de Benjamin Franklin Plumbing.

EL AGUA NO DEJA DE FLUIR

Si su inodoro sigue funcionando mucho después de haberlo descargado, es probable que su factura de agua se vea afectada. Puede pasar de usar unas pocas docenas a cientos de galones al día. Para identificar el problema, retire la tapa y mire la válvula de llenado o el dispositivo de medición de agua.

En este caso, lo más recomendable es simplemente cerrar la llave principal de paso de agua y llamar a un plomero para detectar el verdadero problema.

No te dejes engañar por la belleza del lugar, aquí podría haber un serio problema. / Crédito: Steven Ungermann – Fuente: Unsplash

EL BAÑO SE MUEVE

La estabilidad del inodoro es importante, especialmente porque te sientas varias veces al día y si al hacerlo, sientes que se tambalea o se mueve de alguna manera, debe controlarlo.

Un inodoro tambaleante podría indicar una brida defectuosa, que es el accesorio de tubería que monta el inodoro en el piso y conecta el desagüe del inodoro a una tubería de desagüe. Esto debería ser reparado o reemplazado por un profesional para no dañar el piso durante el proceso.

MANIJA FLOJA

Este puede ser un proyecto de plomería que puedes manejar por tu cuenta. Verifica el mango, asegúrate de que esté intacto y que tenga un movimiento suave hacia arriba y hacia abajo sin resistencia.

Si está en buena forma, ajustar la cadena que conecta el mango y la aleta puede ser todo lo que se necesita. Deje aproximadamente un cuarto de pulgada de holgura en la cadena. Esto asegurará un buen sellado entre la aleta y la válvula de descarga. Sin embargo, si empuja el mango hacia abajo y hay resistencia, dice Carter, será necesario reemplazar el mango.

 

-También te puede interesar: